"No hacemos oposición de la oposición"

El cordobés Luis Juez marcó agenda la semana pasada cuando mencionó la posibilidad de un acuerdo amplio de centroizquierda de cara a 2011, que reúna al Partido Socialista con el Proyecto Sur de Pino Solanas.
Ayer, como jefe de su bloque, el Frente Cívico de Córdoba, participó de la reunión en el despacho de Julio Cobos en la que la oposición planteó el camino a seguir en el debate por el pago de deuda con reservas y la continuidad de Martín Redrado al frente del Banco Central. Apenas salido de ese encuentro, dialogó con Página/12 y aseguró: "No se está discutiendo si Redrado se tiene que ir o no, sino el mecanismo utilizado".

–¿Cuál es su balance de la reunión de jefes de bloque opositores del Senado sobre el conflicto del Banco Central?

–Fue una reunión importante para devolverle un poco de racionalidad a la irracionalidad que estamos viviendo. Estuvo convocada dentro de los reglamentos, en un marco de absoluto manejo de las facultades del presidente de la Cámara. Decidimos convocar al Frente para la Victoria a que participe, pero también ratificamos absolutamente las facultades originarias del Parlamento a la hora de definir la utilización de las reservas, facultades que fueron delegadas en la persona del presidente del Banco Central. Y también remarcamos la necesidad de evitar la judicialización de una cuestión que es totalmente política.

–¿Continuar hasta septiembre con un presidente del Banco Central opositor al Gobierno no puede ser aún más perjudicial?

–Si el Gobierno actuara dentro del marco de la racionalidad y le planteara al Congreso que ha perdido la confianza en el presidente del Banco Central, está claro que... Nosotros lo que estamos discutiendo es el mecanismo utilizado, no si Redrado se tiene que ir o no. No he encontrado a ningún legislador preocupado por el futuro político de Redrado. Está claro que es el Gobierno el que decide si el presidente del Banco Central se queda o no.

–¿Se está a tiempo todavía de llegar a un acuerdo?

–Siempre se está a tiempo de cumplir la ley. El Gobierno está a tiempo de encaminar el tema, el problema es que este gobierno nunca llega a tiempo. Hoy hemos ratificado los presidentes de bloque que la constitución del Fondo del Bicentenario y la utilización de los recursos se pueden revisar. Si la Presidenta manda el decreto para que sea examinado, se discutirá. Y si no es por decreto, se puede sacar por ley.

–La semana pasada se habló mucho del acercamiento con Proyecto Sur en el marco de un acuerdo amplio de centroizquierda y Pino Solanas llegó a mencionar a los diputados del Frente Cívico como parte del interbloque que él encabeza. ¿A qué nivel llegaron los acercamientos?

–Nosotros vamos a funcionar en Diputados y el Senado con el bloque del Frente Cívico de Córdoba. No cabe ninguna duda de que vamos a tener absoluta coincidencia con muchas cosas que proponga Solanas, pero nadie puede contar con los votos de mis diputados como mano de yeso para cualquier locura. Está claro que en un montón de cosas vamos a acompañar. Y no sólo eso, sino que vamos a ser gestores o autores de la mayoría de esos proyectos.

–¿Cuáles son los límites a la hora de unir fuerzas con otros sectores?

–Vamos a construir un espacio donde podamos encontrarnos en valores comunes y en programas mínimos. Hay mucha gente que seguramente puede estar acompañando y hay que darles oportunidades: hay que ser generosos a la hora de la construcción. Hay que construir pensando en el modelo de Argentina que queremos, el que no queremos ya lo conocemos. Se construye diciendo qué se quiere hacer, no con quién se quiere estar.

–¿Eso puede incluir a personas que participaron o participan del Gobierno?

–Nosotros estamos dispuestos a hablar con todos. Lo que está claro es que nosotros no somos un bloque satélite del oficialismo. Tampoco hacemos oposición de la oposición: queremos construir un tercer espacio que contenga a todos lo que no creemos en el bipartidismo. Algunos han elegido ser oposición de la oposición, porque les resulta mucho más cómodo criticar por izquierda, por eso muchas veces las construcciones quedan en frases rimbomantes. Al final, los delincuentes se juntan para robarnos y los que pensamos parecido para tomar un café nos pedimos el ADN.

Test del veraneante

–¿Prefiere la playa o la montaña?

–Viniendo de una provincia como Córdoba, está claro que podemos elegir. Mi mujer me dijo que quería ir a un lugar con arena, piedras y agua, así que la llevé a una obra en construcción a la vuelta de casa.

–¿Usa protector solar o bronceador?

–El protector, los negros nos quemamos fácil.

–¿Practica algún deporte durante el verano?

–Soy un cultivador excéntrico del alpedismo. Sólo en vacaciones, por supuesto.

–¿Escuchó el disco de boleros de José Manuel de la Sota? ¿Qué le pareció?

–Se lo pongo a mis chicos cuando se portan mal. Logré que tomen la sopa y que quieran al cuco, una cosa increíble.

–¿Tiene una lectura veraniega preferida?

–Este verano, la Carta Orgánica del Banco Central.

–¿Y alguna comida favorita para esta época del año?

–¿Comidas? Todas.

Comentá la nota