Hacelo por la gente.

Se postergó una semana la ida: Defensor pasó el partido al estadio Centenario para recaudar más. Boca dijo sí "porque habrá más entradas". La verdad: ganó días para curar al 10, que no iba a jugar.
Si están tan de acuerdo, lo mejor que pueden hacer es empezar a mandar un fax ya mismo pidiendo la postergación.

-Le agradezco mucho la aclaración...

-En este preciso momento lo vamos a hacer.

-No es mi intención entrometerme, pero si se sigue estirando...

La charla se produjo apenas pasado el mediodía, en una radio uruguaya. Francisco Figueredo (vice de la Conmebol), José Beraldi (vice de Boca) y Dante Prato (presidente de Defensor) se cruzaron al aire con similares intenciones, pero sin una decisión firme de modificar la programación del partido. Hasta ese momento, cada uno se había movido por su lado y chocado con distintos argumentos para no cambiar la fecha. "En su momento nos dijeron que la Conmebol no quería cambiar, en la Conmebol nos decían que Bianchi no quería. Recién cuando hablamos en conferencia pudimos empezar a cerrar esta historia", le contó Prato a Olé. Para Boca, claro, era la posibilidad de patear los octavos de final para adelante y así poder contar con Román Riquelme. ¿Alguna noticia mejor? Imposible para un equipo que sin su 10 ganó un solo partido en el año.

La idea de posponer los octavos nació el mismo jueves por la noche, cuando Defensor se enteró de que su rival era Boca y no Gremio de Porto Alegre. Es que, sin el Centenario (55.000 espectadores) por el recital despedida de los Olimareños, el estadio de Nacional (17.000) quedaba muy chico para recibir al equipo de Ischia y los uruguayos dejaban pasar así una buena chance de recaudar. Primero se intentó sin éxito adelantar el partido al martes. Y cuando eso no prosperó, la postergación. Claro que esta posibilidad empezó a tomar forma cuando el sábado por la noche el presidente del club uruguayo le dijo al dirigente xeneize Marcelo London que le darían 2.000 entradas y no las 5.000 que pretendían. "Es un dolor de cabeza para nosotros", dijo Jorge Amor Ameal, con temor de que muchos hinchas viajaran sin entradas, no las consiguieran y se originaran incidentes. Encima, luego se sumó un pedido de la Policía y de Nacional, dueño del único estadio disponible, de jugar sin público visitante para evitar incidentes y sanciones a la cancha.

Claro que una vez que surgió la posibilidad de pasar el partido de este jueves al otro también se iluminó la bocha de Ischia. Contar con Riquelme, recuperar a Cáceres, tener en mejores condiciones a Vargas, Battaglia y Morel... Y tal vez, poder sumar a alguno de ellos al clásico del domingo ante San Lorenzo, por el torneo local. "Nuestro pedido es fundamentalmente por la gente, lo de Riquelme es accesorio", le aseguró London a Olé. Lindo accesorio, ¿no?

"No miramos para el lado de Riquelme. Para un club que viene en crecimiento, tener la oportunidad de jugar contra Boca es algo importantísimo. Si está o no Riquelme... Tal vez no cambiamos la fecha, juega la vuelta e igual nos gana. Para nosotros es importante jugar en el Centenario por razones económicas", dijo Prato.

No fue hasta después de esta charla radial que las negociaciones empezaron avanzar. Luego del mediodía se enviaron las solicitudes de postergación a la Conmebol tal como recomendó Figueredo, enseguida Ameal y Prato se pusieron en contacto por primera vez para confirmar que todo estaba bien y así avanzar con la cuarta pata de esta historia: la televisión. "Espere nuestro llamado. Nosotros vamos a hacer lo imposible para llegar a buen puerto", le dijo el presidente de Boca a su par uruguayo. Y tras varias horas de diálogo, minutos antes de las 18 se llegó a un acuerdo y a las 19.41 la Conmebol lo hizo oficial, con un comunicado que llegó a la AFA y a la UAF vía fax: por consenso entre los clubes, al no poder contar con el estadio Centenario, el partido de ida programado inicialmente para el jueves 7 se pasa al 14 a las 19.30 y la revancha, al 21.

Sea por razones económicas, por la gente o por Riquelme, todos felices...

Comentá la nota