"Hace tanto que un equipo no juega tan bien que molesta".

Mientras el Maestrico habla de envidia, Javier Pastore dice que la gente se inclina por Huracán por su estilo de juego. Y que se elogie más al Globo que a Vélez para la gente de El Fortín es "tremendo".
Las ansias de vuelta olímpica que hay en Parque Patricios, y lo mediatizada que está la final contra Vélez, llevaron al plantel de Huracán a mudar sus concurridos entrenamientos de La Quemita a un lugar más apacible, como su propio estadio, más alejado de los curiosos. Sin embargo, nada evitó que Olé (más de un ejemplar) circulara por el el Ducó, donde el puntero del Clausura expuso la mejor versión de su tiki tiki. Allí, mientras se desarrollaba la práctica de fútbol, Angel Cappa sacó a Javier Pastore y el volante, mientras elongaba, se puso a hojear el diario: contrastó en la tapa la belleza de Gisela Dulko con la imagen de Maradona, y se detuvo especialmente en la página 4, donde una nota con Fabián Cubero le hizo ruido. "La gente siempre se vuelca por el más débil", se puso la cinta el capitán del Fortín ante el evidente apoyo popular que recibe el Globo -lo comparó con el Tigre que jugó el triangular con Boca y San Lorenzo en el Apertura 2008-. Y si bien elogió las virtudes futbolísticas del rival, Poroto picanteó: "Vélez está acostumbrado a pelear torneos y a jugar copas". Lo que en el ex Talleres de Córdoba, luego de compartir la nota con algunos compañeros, causó un comentario singular: "Es verdad. A donde uno va, un bar, un local de ropa, veo que se habla de Huracán, y sólo de Huracán. Yo creo que la gente no nos elige porque somos los más débiles, sino porque jugamos mejor". Y pasó directo a la frase de Cubero: "Lo dice porque no se habla de Vélez como se habla de Huracán, y para ellos es tremendo", agregó Pastore. El volante enfoca el gusto popular en el estilo de juego que tiene el equipo de Cappa: "Hace tanto que un equipo no juega así de bien, que quizá por ahí molesta", agregó.

Pero Pastore no fue el único al que las declaraciones de Fabián le tocaron el orgullo. "La única opinión que tengo sobre el comentario de Cubero es que se ha visto que la gente responde y apoya a este Huracán. Ellos, quizá, no despliegan un fútbol tan vistoso, y muchos en esa situación tienen envidia. Nosotros lo mejor que podemos hacer es soltarnos en la cancha, luego no merece mucho más debate. Si el 82% opina que nosotros debemos ser campeones es porque jugamos el mejor fútbol, y trataremos de demostrarlo", sacó chapa César González de la encuesta que en ole.com.ar, sobre 100.979 votos, el 81,5% opina que le gustaría que el Globo salga campeón del Clausura.

Eduardo Domínguez, un criado en Liniers, quien el miércoles, en estas mismas páginas, se refirió a las sensaciones que le provoca definir el campeonato con el club que lo vio crecer ("Yo quiero dar la vuelta, me da lo mismo que sea contra Vélez, All Boys o el que fuera", contó), minimizó los dichos de Cubero, un ex compañero. "No me parece que merezca ninguna respuesta. En este deporte, las cosas se definen 11 contra 11, adentro de la cancha", tiró.

El que se sintió tocado fue Matías Defederico, uno de los puntales del equipo de Cappa. "Los partidos no se ganan con encuestas ni tampoco hablando de los demás equipos. Creemos que hemos hecho méritos y dado pruebas de que somos el mejor equipo de este campeonato. Y frente a Vélez trataremos de reconfirmarlo", aseguró el delantero. Y como hombre surgido de la cantera del club, puso sobre la mesa la encuesta de este diario que en el 2002 consagró al Globo como al sexto equipo grande del fútbol argentino (Vélez finalizó 8°). "En el peor momento de Huracán se hizo esa consulta y la ganamos por lejos, así que ya no queda discutir sobre eso", cerró la discusión Defederico.

Comentá la nota