Hace un año, Fidel Castro anunciaba su renuncia a la presidencia de Cuba

El líder de la Revolución cedió el cargo a su hermano Raúl después de casi 50 años, pero sus críticos aseguran que sigue tomando decisiones. Muchos siguen refiriéndose a él con el título de "comandante"
En la madrugada del 19 de febrero de 2008, Fidel Castro anunció su decisión de retirarse definitivamente de la primera línea del poder en Cuba. Esa noche, poco más de un año después de haberse alejado provisoriamente de la escena pública por motivos de salud, Fidel renunció a volver a ser presidente y se autodegradó del título de comandante en jefe que ostentó durante casi medio siglo al de “soldado de las ideas”. Sin embargo, un año después persiste la duda sobre cuán alejado está realmente el histórico líder cubano de la toma de decisiones de la isla, donde muchos siguen refiriéndose a él con el título de “comandante”, incluido su propio hermano, el presidente Raúl Castro, quien más de una vez reconoció que le “consulta” las cuestiones más importantes del gobierno isleño.

Fidel Castro anunció su retirada por la misma vía que utiliza desde que a fines de julio de 2006 cayó enfermo y se vio obligado a delegar el poder en su hermano menor: las columnas de opinión periódicas publicadas por la prensa cubana bajo el título “Reflexiones del compañero Fidel”. “Les comunico que no aspiraré ni aceptaré, repito, no aspiraré ni aceptaré el cargo de presidente del Consejo de Estado y comandante en jefe”, señaló en un “Mensaje del comandante en jefe” que publicó esa mañana el diario Granma después de 19 meses de convalecencia de una enfermedad intestinal nunca revelada que lo mantuvo alejado de la vida pública incluso durante las celebraciones por el 50º aniversario de la Revolución Cubana el pasado 1 de enero.

Comentá la nota