Hace 16 días, la senadora Anahí Sánchez tildaba a la ley de medios de "mamarracho"

Política: La senadora Sánchez había dicho entonces que el proyecto tenía artículos "peligrosos para la prensa independiente" y "los pequeños medios del interior". Y había criticado a los Kirchner por manejar a los gobernadores "con la billetera", ante lo que ahora se rindió.
La senadora nacional por Corrientes María Dora Sánchez ya avisó que este vienres va a votar a favor de la Ley de Medios, tanto en general como en el articulado que defiende el kirchnerismo. Hace apenas 16 días, pensaba que la ley era "un mamarracho" que amenazaba "a la prensa independiente" y los medios pequeños del interior y que los Kirchner iban a lograr aprobarla porque "manejan a los gobernadores con la billetera".

Después de una demora que generó suspicacias, el proyecto con la media sanción de Diputados entró al Senado el día de la primavera. Al día siguiente, la senadora correntina le dijo a Radio del Plata Corrientes que aunque sus asesores estaban "estudiando" el texto, ella ya tenía "una postura definida", y dejó en claro que esa postura era contraria a la ley que ahora, poco más de dos semanas más tarde, apoya abierta y plenamente.

"Hay muchos artículos que son realmente peligrosos para la prensa independiente. Y no solamente son peligrosos para la prensa independiente sino también para las pequeñas empresas tanto de radio como de televisión del interior del país", había dicho Sánchez en esa entrevista.

La senadora también se había quejado de la cerrazón del Gobierno nacional y la falta de debate. "El Gobierno envía una ley que tiene que salir en una semana en Diputados y en dos semanas en Senadores, así que no hay oportunidad de debate, porque no se puede debatir de esa manera una ley de 200 artículos", denunciaba la entonces opositora.

También se quejaba del trámite que había tenido el texto en Diputados: "No se han cumplido los tiempos ni el reglamento del Congreso (...) Además bajan los dictámenes al recinto de la noche a la mañana y la gente no tiene tiempo de conocer en profundidad cada uno de los artículos de esta ley".

Para la senadora, no había dudas de que se trataba de "una ley K". Según pensaba entonces, "otra señal" de que era así se manifestaba en cómo había llegado el texto al Senado. "Se dan todas las circunstancias para pensar mal de la actitud que esta gente (el kirchnerismo) toma", decía Sánchez hace 16 días.

En cuanto a las perspectivas que tenía sobre el trámite en la Cámara alta, la legisladora decía entonces que ella, como parte de la oposición, esperaba "llegar a un empate o perder por poco", aunque reconocía que el kirchnerismo "tienen la capacidad de conseguir mayoría" y denunciaba que "en el Senado ya tienen conquistados varios senadores bajo la presión a los gobernadores", algo de lo que ahora la acusan a ella.

Según decía entonces, el gobernador Arturo Colombi no le había "pedido nada" de que votara a favor de la ley. Pero, aclaraba la legisladora, "eso no quita que la actitud de los Kirchner con los gobernadores sea absolutamente perversa". "Manejan a los gobernadores con la billetera y saben de las miserias que pasan las jurisdicciones provinciales. Así presionan al senador de Neuquén (Horacio) Lores y a los dos senadores de Tierra del Fuego que eran del ARI", denunciaba.

Al final de esa entrevista, Sánchez insistía: "Mis asesores están trabajando con la ley y me mantienen al tanto de este mamotreto y este mamarracho que ha salido de Diputados".

Comentá la nota