Hace cinco meses que no hay lluvias

Jujuy, al igual que el resto del país, soporta uan ola de calor con una sensación térmica que ronda los 40 grados centígrados.

Ayer fue otro día de calor intenso en la provincia y al igual que en gran parte del país, la temperatura supero lo 38º C y la sensación térmica fue de 40º C.

Preocupa la falta de agua y el retraso de las lluvias, el panorama es que Jujuy no está lejos de atravesar una sequía.

Ante esta situación la ciudadanía tiene que concientizarse sobre el cuidado del agua, usar aún más responsablemente.

Las últimas lluvias registradas fueron hace cinco meses, la semana pasada cayeron unas gotas aisladas que no alcanzaron a mojar.

El titular de la cátedra de Agroclimatología de la Unju, Luis Buitrago, expresó su preocupación por el retraso de la llegada de las lluvias a la provincia, destacando que es una situación delicada, y recomendó a la población cuidar el agua, por lo menos hasta que caiga la primera lluvia.

También resaltó que "hay una situación delicada: no llueve, y la intriga es saber que va a pasar?. Hay cierta incertidumbre, porque habría sido más normal que en octubre tengamos 30 o 40 milímetros, y no ha sucedido", explicó.

El profesional resalto que es consecuencia de un fenómeno porque hay un "Niño leve".

En este sentido explico que "esa corriente cálida que golpea las costas de Perú y Ecuador, esa humedad va a caer en la zona Este, como Corrientes, Misiones y el mismo Buenos Aires, que están con lluvias a cada rato. Generalmente, cuando sucede eso, en nuestra zona hay una especie de sequía, especialmente en la puna", resaltó.

Alguno memoriosos recuerdan la sequía de 1998 la provincia afrontó el pico máximo de sequía que afectó a 4 mil pequeños productores ganaderos, cuyas pérdidas ascendieron al 30 % del valor del ganado en pie.

El territorio más afectado en esa oportunidad comprendió básicamente a los cinco departamentos de la Puna: Yavi, Santa Catalina, Susques, Rinconada y Cochinoca, y a parte de la quebrada de Humahuaca

Niño Leve

Buitrago explico que el fenómeno climático se debe porque es un Niño leve, y en las primeras semanas de noviembre empecemos a tener una temporada propia de verano, con sus lluvias y tormentas, pronóstico.

Aunque las consecuencia por la falta de agua es muy grave. En la provincia los registros marcan que ha llovido hasta mayo, y eso ha permitido a los diques contener una gran cantidad de agua, que es en buena parte la provisión de agua para riego y bebidas para toda la zona de Los Pericos. En cuanto a los arroyos, todavía traen suficiente agua como para que no le falte a la población.

Ante el panorama climático que es consecuencia del calentamiento global, Buitrago adelantó que están organizando un taller internacional de cambio climático, que se va a desarrollar el 26 de noviembre, con expertos de las distintas disciplinas", concluyó.

Comentá la nota