"Acá hace 8 años que caen cohetes todos los días".

Amit Robinson tenía 20 años y cumplía con el Servicio Militar Obligatorio. "Tenía conflictos internos entre defender el lugar donde nació y formar parte de una guerra", dijo la pareja de su madre a C5N.
Carlos Leibovich es el padrastro de Amit Robinson, el joven hijo de argentinos que perdió la vida ayer, en pleno conflicto en Medio Oriente. "El pesar es muy grande, es una pérdida irreparable, como las tantas de estas guerras inútiles", dijo el hombre en diálogo telefónico desde Israel con C5N.

"Uno no puede ser muy objetivo cuando la pérdida es de alguien tan cercano", consideró Leibovich consultado acerca de cómo se vive hoy en Israel y agregó: "Acá hace 8 años que caen cohetes todos los días; los chicos no pueden ir al colegio y el sonar de las sirenas es muy traumático cuando se sabe que se tienen 30 segundos para correr a los refugios".

El hombre recordó que Amit era "un típico joven de 20 años, lleno de vida, fresco" y respecto a su lugar en la milicia israelí dijo que "el ejército es obligatorio para todos; Amit formaba parte de una familia progresista, a favor de la paz y tenía grandes conflictos internos entre defender el lugar donde nació y formar parte de una guerra".

Leibovich destacó que Silvia, la mamá de Amit, "presentía este final" y contó que la noticia la recibieron cuando llegó a la casa gente de las fuerzas armadas acompañada de un médico y un psicólogo junto a la persona encargada de dar la mala nueva.

El padrastro del joven remarcó que "Amit quería seguir una carrera cuando terminara el servicio militar" al tiempo que destacó que "la gente está triste por la situación, pero en Israel amamos la vida, no la muerte".

Acerca de si la muerte de Amit cambió sus convicciones respecto a la postura de su país en el conflicto, Leibovich aseguró: "Estamos no convencidos de la violencia, pero sí de que hay que lograr la paz entre dos partes".

Comentá la nota