Habrían detectado deuda oculta de Juez por $ 93 millones

Surge de la ejecución presupuestaria 2008 enviada el viernes por la Municipalidad al Concejo Deliberante.
El viernes ingresó al Concejo Deliberante la cuenta general del ejercicio 2008, el primer año de Daniel Giacomino al frente de la Municipalidad.

De una lectura preliminar del informe, de más de 500 fojas, sobre la ejecución presupuestaria, surge como dato fuerte el aparente blanqueo de un déficit oculto de ejercicios anteriores del orden de los 93 millones de pesos.

La ejecución presupuestaria reconoce un déficit de $ 123.656.333, producto de ingresos por $ 1.119.159.290 y egreso por 1.242.815.623. Pero el cálculo también advierte sobre resultados negativos de ejercicios anteriores, no declarados, por $ 181.077.580, pese a que la ejecución del Presupuesto 2007 sólo señalaba un saldo negativo de 87.775.856. La diferencia aparentemente oculta es por $ 93.301.724.

No obstante, la ejecución presupuestaria confiesa un patrimonio neto negativo de $ 224.032.758, de los cuales $ 111.460.660 pertenecen al ejercicio 2007, el último de Luis Juez frente al gobierno del Palacio 6 de Julio.

El presupuesto sobre cuya ejecución da cuenta el Ejecutivo, fue sancionado en diciembre de 2007. Esto se hace claramente visible en las grandes diferencias que se observan entre las previsiones recaudatorias contenidas presupuestariamente y los objetivos alcanzados.

Es decir, entre el cálculo y su ejecución se cruzaron la crisis agropecuarias por la célebre Resolución 125 y, luego, la crisis financiera internacional, que derrumbaron todos los pronósticos.

No obstante, también mide la ineficiencia de los organismos recaudatorios municipales, porque los aportes de otras jurisdicciones (coparticipación federal y provincial, esencialmente) no se derrumbaron tanto.

El Presupuesto 2008 preveía recaudar $ 1.371.481.647, y se terminó recaudando $ 1.119.176.966: nada menos que una diferencia de $ 252.304.681.

Comentá la nota