Habría otra reunión con el campo en unos días

Como en el don Pirulero, cada cual atiende su juego y el del Gobierno, en esta etapa de autosostenimiento luego de su derrota electoral, es el de la moderación. Por eso, en fuentes gubernamentales consultadas ayer por Clarín se insistió en que la reunión con la Mesa de Enlace de la semana pasada fue "muy buena". Y si bien dijeron que no hay una fecha establecida todavía, aseguraron que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, volverá a recibir a los dirigentes ruralistas en los próximos días.
"Todos se fueron muy conformes de la reunión del viernes, y si alguien dijo lo contrario, es por razones políticas. Pero quedaron en verse nuevamente", dijeron las fuentes oficiales.

En otros despachos tomaron nota sin embargo de que la negativa a tocar el nivel de las retenciones a la soja -principal objetivo del campo- llevó a los dirigentes ruralistas a poner la mirada en el Congreso.

El problema fiscal empieza a ser motivo de debate entre los legisladores. Aníbal Fernández dio el sábado la postura del Gobierno: "Nuestra posición va a seguir siendo no reducir los derechos de exportación. Tengo los pies sobre la tierra y sé que las retenciones no se pueden eliminar".

Como Fernández mantiene "la puerta abierta" y se pronunció por "estudiar" todos los planteos, los ruralistas no rompen lanzas y apuestan a dar "tiempo" al jefe de Gabinete para ver cómo se plasma su espíritu "componedor".

En el Gobierno insistieron también ayer que los ruralistas se llevaron la semana pasada varios puntos resueltos que reclamaban hace tiempo, como la apertura de las exportaciones. Pero sostuvieron que "el campo es insaciable" y reprocharon que "cuando consiguen algo pasa a ser rápidamente un tema menor y siempre buscar ir por más".

Comentá la nota