Habría 17 millones de argentinos bajo la pobreza y la indigencia

La región NEA sería la más afectada. Así lo informó la consultora privada Ecolatina. Según el trabajo, las cifras son consecuencia de la suba en las canasta básicas y la desaceleración de los sueldos.
La pobreza trepó al 31,8 por ciento y la indigencia al 11,7 en el primer semestre de 2009, por lo que más de 17 millones de argentinos tienen sus necesidades básicas insatisfechas.

Así lo indicó un estudio de la consultora privada Ecolatina, que precisó que 12,7 millones de argentinos son pobres y 4,7 millones indigentes.

Los relevamientos del índice de Precios al Consumidor (IPC) de la consultora indicaron que la Canasta Básica Alimenticia (CBA) -que mide la línea de indigencia- subió 11,3 por ciento en junio y acumula 5,1 en el año.

Más de dos tercios de la suba registrada en la CBA se explican por el incremento de precios en productos como la papa, la carne y la leche.

La CBA alcanzó 261,7 pesos en junio para un adulto equivalente y 809 pesos para una familia tipo (padres y dos hijos), duplicando su costo en tres años.

Unidad de medida

El adulto equivalente (AE) es la unidad con la cual se calculan tanto la línea de indigencia como la línea de pobreza en el país.

Se trata de una unidad de medida equivalente a un hombre de entre 30 a 59 años, de actividad moderada y con un gasto energético diario de 2.700 calorías.

Por su parte, la Canasta Básica Total (CBT) -que mide el umbral de la pobreza- se elevó 5,4 por ciento en el primer semestre y 12,2 puntos porcentuales en el primer semestre.

Así, la CBT alcanzó un valor de 539,6 pesos para un adulto equivalente y de 1.667,3 pesos para una familia tipo.

Por ello, Ecolatina estimó que la masa salarial del sector formal creció en torno de 14 por ciento en la primera mitad del año.

Ingresos

La desaceleración de los ingresos fue mayor en el sector informal afectando el poder adquisitivo de los hogares con menores recursos.

Al combinar la evolución de los ingresos familiares y el costo de la CBT, surge que la proporción de la población pobre alcanzó 31,8 por ciento en el primer semestre de 2009.

Ese índice superó la estimación que la consultora había realizado para el primer y segundo semestre del año pasado: 30,1 y 30,6 por ciento, respectivamente.

Las estimaciones arrojaron que el 11,7 por ciento de la población no pudo costear la canasta alimenticia (CBA) en la primer mitad del 2009, por lo que se ubicó por debajo de la línea de la indigencia.

Ese valor se ubicó por encima del primer (10,5%) y segundo semestre (11%) del año pasado.

El porcentaje es sustancialmente mayor al que muestra las estadísticas del INDEC, para quien la pobreza llega sólo al 15 por ciento en áreas urbanas y al 29 en el Noreste, la región más afectada.

Pobreza y precios

En ese sentido, Ecolatina destacó que "más allá de las cifras oficiales, hace dos años que la pobreza e indigencia aumentan en la Argentina".La aceleración de los precios explica el fenómeno, y desde la explosión de la crisis mundial se le sumaron los problemas del mercado laboral, dijo la consultora en su informe semanal. A futuro, preocupa que los precios de los alimentos vuelvan a trepar en un contexto recesivo. A pesar de una demanda deprimida, esto puede ocurrir por escasez de oferta en trigo, carne y leche.

Comentá la nota