Habría menos casos de dengue este año

Conclusiones de una recorrida realizada por las autoridades sanitarias de la provincia en la ciudad de San Ramón de Orán.
Todo indica que para la presente temporada estival en la provincia podrían bajar sustancialmente los casos de dengue con relación a la temporada anterior.

Los dos factores de mayor incidencia serían dos: la situación benévola o de calma epidemiológica que registra Bolivia, y la conciencia sobre el descacharrado que ya adquirió un importante sector en la provincia, conformado en especial por las familias más humildes.

Con los vecinos

Lo anterior fue parte de las conclusiones de una jornada celebrada en Orán, presidida por el ministro de Salud Pública, Alfredo Qüerio, y el intendente de esa comuna, Marcelo Lara Gros.

En su mayor parte, la actividad se desarrolló sobre terreno, donde además se supervisó el trabajo que realizan los equipos técnicos con los vecinos. También las previsiones que las mismas familias realizan para que no les pase lo del verano anterior.

El testimonio coincidente de aquella ocasión fue que "en mi casa estábamos todos con fiebre. En el hospital esperamos como 4 horas para que nos atiendan, para que al final nos mandaran a sacar sangre, donde la cola era mucho más larga que para ver al médico. Así que nos vinimos todos a casa y nos curamos solos". Así lo expresaron a las autoridades y a la prensa vecinos del barrio Estación, dispuestos a no sufrir otra vez tales desgracias.

El epicentro boliviano

Según lo explicó el coordinador de Epidemiología, Alberto Gentile, en el Cono Sur americano hay tres focos o epicentros que dispersan esta enfermedad al resto de la región: Brasil, Paraguay y Bolivia.

La situación de Salta depende fundamentalmente del epicentro boliviano. De hecho, todos los brotes que hubo en nuestra provincia estuvieron vinculados con los brotes que hubo previamente en el otro lado de la frontera. Además y habiendo 4 serotipos del virus que causan dengue, siempre el que circuló allá fue el mismo que luego se identificó acá.

Una característica que "se repite a rajatabla", se dijo, tras indicarse que "debemos estar permanentemente atentos, sobre cómo se está comportando nuestro epicentro para saber qué puede recibir Salta como consecuencia de ello".

Todo muy tranquilo

El caso es que en estos momentos y para lo que va de la presente temporada estival, Bolivia no registra aún ni un solo brote. Una noticia altamente positiva al revisar los partes epidemiológicos de 2008, donde consta que para esta misma época del año había 140 localidades bolivianas con brotes de dengue.

Ahora y hasta este fin de semana, en el vecino país sólo hay 4 casos confirmados por laboratorio, todos aislados; en Beni, Pando, Palos Blancos (La Paz) y Santa Cruz de la Sierra.

Lo concreto es que el período de riesgo (que va del 1 de noviembre al 31 de mayo) para este año es totalmente diferente al del anterior. "Está claro que ésta no es la situación del año pasado y, por lo tanto, a estas alturas ya es distinto el panorama", dijo Gentile, quien aclaró que "esta es la situación hoy, no sabemos cómo se va a comportar mañana".

La temporada anterior

Entre el 1 de noviembre de 2008 y el 31 de mayo de este año, en la provincia de Salta se confirmaron 3.252 casos de dengue; tres de ellos del tipo hemorrágico, de los que fallecieron dos. Para lo que va de la presente temporada han surgido innumerables casos de enfermos sospechosos, a consecuencias de la Vigilancia Epidemiológica de Síndromes Febriles. Y todos hasta ahora han resultado negativo para dengue en los estudios de laboratorio.

En cuanto a lo ocurrido la temporada anterior, vale recordar que de los 59 municipios que hay en la provincia, en 25 circuló el mosquito del dengue. Con ellos la provincia firmó un convenio, que incluye ayuda financiera para el descacharrado.

Por otro lado y en términos de tasas de incidencia, el primer lugar fue para Embarcación.

Otros datos sobre lo ocurrido en la temporada anterior dan cuenta que a nivel provincial las más afectadas fueron las mujeres en relación a los varones.

Comentá la nota