Ya habría dos casos locales de dengue en Tucumán.

El Ministro de Salud, Pablo Yedlin, confirmó a EL SIGLO que ya suman 69 los casos sospechados de la enfermedad, con dos pacientes de Aguilares que habrían sido infectados en la provincia.

El mayor de los temores de las autoridades sanitarias de la provincia se hizo realidad el último fin de semana, con la confirmación de dos casos de locales dengue.

Según informó a EL SIGLO el ministro de Salud Pública, Pablo Yedlin, se trata dos personas oriundas de la ciudad de Aguilares, ubicada a 84 kilómetros al Sur de la Capital provincial, quienes se habrían contagiado de la enfermedad en Tucumán. "Todos los casos que veníamos reportando eran no autóctonos, es decir, de pacientes que habían viajado recientemente a zonas de alta endemia, como Bolivia o a las provincias de Salta, Jujuy, Catamarca y Chaco, donde se infectaron. En cambio, en estos dos casos, cuyos primeros análisis dieron positivo, se trata de personas que habrían sido infectadas por el mosquito en la provincia", precisó el funcionario.

Yedlin dijo que la posibilidad de contagios locales "era previsible, teniendo en cuenta la situación de alta endemia en la que se encuentran algunas provincias que rodean a Tucumán, como Salta, Jujuy y Catamarca".

Sin embargo, aclaró que "la situación es para preocuparse, obligándonos a fortalecer las medidas de prevención, comenzando en los hogares, donde hay que evitar tener recipientes con agua de lluvia acumulada, charcos en los fondos de las casas y matorrales, que son los lugares donde el mosquito del dengue se reproduce".

El Ministro aseguró que "si todos adoptamos esas medidas se reduciría drásticamente la cantidad de mosquitos y, con ello, las posibilidades de contagio.

"Hablamos de

una epidemia"

Yedlin informó que, en lo que va del año, "suman 69 los casos sospechados de dengue en Tucumán, 12 de los cuales fueron confirmados y 8 descartados, mientras el resto permanece en estudio, con grandes posibilidades de ser confirmados".

El Ministro admitió que, frente a ese número de contagios, "en Tucumán también hablamos de una epidemia, porque tenemos más casos de los habituales, dado que el año pasado no tuvimos ni un solo caso de dengue, este año ya llegamos a tener 69".

Según el funcionario, esas cifras indican que "el dengue llegó para quedarse, lo cual hace necesario fortalecer las tareas preventivas, en todos los ámbitos, para combatir al mosquito transmisor (Aedes Aegypti)".

El titular de la cartera sanitaria afirmó que "por ahora, en Tucumán la situación está controlada", aunque admitió que "habrá que seguir trabajando fuertemente en el futuro, sobre todo durante todo este mes que viene, porque se prevén altas temperatura y lluvias que son propicias para que el mosquito se reproduzca".

Además, reconoció que "si empiezan a aparecer casos autóctonos, como los dos casi confirmados en Aguilares, no sólo hay que alertar a quienes viajan a las zonas de alta endemia, sino a todos los tucumanos que sientan síntomas de fiebre, dolor de cabeza y dolor de cuerpo sin causa evidente, para que consulten de manera urgente en un Caps u hospital de su zona a los fines de verificar si se trata o no de dengue".

Recomendaciones

Por otro lado, Yedlin consideró que, frente a la proximidad de la Semana Santa, fecha en que todos los años se produce un importante movimiento turístico interno, habrá que reforzar la prevención. "Quienes viajen a zonas de riesgo deberán usar repelentes y ropa apropiada, de mangas largas, para evitar las picaduras de mosquitos, sobre todo en zonas de alta endemia, como Bolivia, Norte de Salta, Jujuy, Catamarca y Chaco", precisó.

El Ministro de Salud Pública de la provincia señaló que los tucumanos "nos tendremos que habituar a luchar esta batalla contra el dengue, porque seguramente volverá el año que viene y también habrá que tomar prevenciones en invierno, con trabajos de limpieza de canales y la eliminación de matorrales, basurales y cualquier otros foco donde los mosquitos puedan reproducirse. Contra el dengue no hay vacunas y la única forma de combatirlo es la prevención, donde los medios también juegan un papel importante", concluyó.

Comentá la nota