Habrá voto electrónico para los extranjeros en Brown.

El distrito será uno de los cuatro donde mañana se pondrá a prueba el sistema de sufragio computarizado. En toda la Provincia el piloto afectará a cerca de 30 mil extranjeros en condiciones de votar. En Almirante Brown se habilitarán once mesas en cinco escuelas para un padrón de alrededor de 8.500 personas.
Almirante Brown será mañana uno de los cuatro distritos de la provincia de Buenos Aires en los que se implemente como prueba piloto el voto electrónico, a través del cual podrán elegir cargos legislativos provinciales y municipales los extranjeros en condiciones de votar.

La Junta Electoral habilitó en territorio bonaerense cuarenta mesas para un padrón de alrededor de treinta mil personas. Veinte estarán en La Plata, once en Brown, siete en Bahía Blanca y dos en Berisso.

Según indicaron desde la comuna, las mesas serán distribuidas en cinco escuelas del partido para un total de 8.626 electores habilitados.

La Constitución Provincial y el Código Electoral, establece que en los comicios podrán votar los extranjeros de ambos sexos, mayores de edad, que sepan leer y escribir en idioma castellano, con dos años de residencia inmediata en el territorio bonaerense.

Existen dos tipos de voto electrónico en la actualidad, el remoto y el presencial. Este último requiere la presencia de los electores en el lugar donde se encuentra la computadora y es el que se aplicará en Brown.

Al momento de emitir su decisión la gente se encontrará con una mesa unificada, sin distinción de sexos, en la que se encuentra la denominada urna electrónica, que según afirman sus impulsores no puede violarse con ningún programa informático.

Asimismo, desde la Provincia indicaron que la urna cuenta con una batería propia que le asegura seguir funcionando en caso de corte de energía eléctrica, y cuenta con una pantalla donde aparecen las opciones de votos.

Las ventajes de la utilización de tecnología al tradicional método de sufragar a través de boletas en sobres radica en la aceleración y sencillez del análisis de los datos. Pese a eso, y a que en varios países ya se utiliza, entre ellos los vecinos Paraguay y Brasil, su utilización aún es experimental y se considera de difícil aplicación a nivel nacional.

Comentá la nota