Habrá una "versión salteña" del debate salarial

Los gremios dicen que no alcanza con un 12%. Los empresarios piden más prudencia a la hora de los planteos.
En Salta se da por hecho que la discusión salarial no se agotará en las paritarias nacionales, sino que el debate tendrá su versión local. Los empresarios aseguran que es momento de "ajustarse el cinturón" porque la crisis internacional dejó sus cuentas en rojo e insisten en compartir las pérdidas con el Estado; los dirigentes sindicales advirtieron que el aumento del 12% que se baraja no alcanza para empezar a negociar y ya hablan de paro si la oferta no es más generosa.

Las posiciones están cantadas y hasta marzo -ese mes comenzarán las paritarias- las presiones abonarán el terreno donde se medirán las fuerzas. Nada que no se conozca: los empresarios pedirán moderación, los sindicalistas reclamarán que cedan ganancias y el Gobierno intentará arbitrar los tantos.

"Los salarios deberían aumentar el 30% como mínimo. El 12% sugerido por el Gobierno a través de los medios no significaría más de 40 pesos en el bolsillo de los empleados", dijo a El Tribuno el secretario adjunto de ATE, Juan Arroyo, sin olvidar que en 2008 "el sector tuvo actualizaciones cercanas al 35 por ciento y aun así no alcanzaron para paliar el encarecimiento de la canasta familiar".

La patronal dice que reconoce el reclamo salarial y por esa razón salió a pedirle una mano al Gobierno: exenciones impositivas, disminución de las cargas laborales, reducción de los aportes patronales, reconocimientos a cuenta del IVA o de Ganancias, barreras que protejan la producción local, créditos blandos. "Leí lo que intenta hacer la Nación para que la situación no se desborde, pero en algunos casos el aumento propuesto del 12% no se llegará a pagar. No digo que la gente no necesite o merezca un aumento, pero las empresas registran caídas de ventas importantes. Está a la vista lo que sucede, algo inédito para estos meses y si las cosas siguen así será difícil mantener las fuentes de empleo", lanzó el presidente de la Federación Empresaria Salteña, Alonso López.

Este verano pocos se fueron de vacaciones, ninguno quiere perder espacio en la antesala de la discusión. "El problema no pasará por el piso o el techo que se le ponga al debate, sino por la recesión que hay. La discusión que se viene es qué hacemos para captar mercados y vender. Cada sector negociará su techo, hay algunos que ya lo están haciendo, que negocian aumentos menores para poder seguir trabajando, para no echar gente", agregó -por su parte- Julio Moreno, directivo de la Unión Industrial de Salta y exportador de productos de cuero.

Caída económica y suba de precios

El largo enfrentamiento entre el campo y la Nación impactó fuerte en el crecimiento económico del país, al que luego se sumaron los coletazos de la crisis financiera internacional. Desde entonces la Argentina es testigo de los intentos por mantener el índice de consumo -y así el nivel de empleo- esfuerzo que se contrapone con los aumentos de impuestos (a nivel nacional, provincial y municipal), que alejan a la gente de la posibilidad de acceder a esos promocionados créditos. Se suman las escaladas de los precios de los alimentos, combustibles, frutas y verduras, prepagas, transporte, servicios, valores que el Indec no marca y que los gobiernos no mencionan aludiendo a que el ritmo inflacionario se detuvo.

El secretario de Asuntos Gremiales del Sindicato de Empleados de Comercio, Víctor Noronha, se ubicó en la misma línea que su colega Arroyo e hizo peso a favor de los trabajadores: "Hay que esperar las paritarias pero un 13% no cubriría absolutamente nada... hay que hablar al menos de un 30%. El año pasado tuvimos un aumento escalonado que sólo sirvió para pasar el fin de año, en los negocios los empleados comprueban diariamente la escalada de precios pero no la ven reflejada en sus sueldos", puntualizó, a lo que el representante de ATE agregó "es cierto que hay crisis pero los trabajadores no podemos soportar siempre el ajuste; cuando escucho hablar de despidos pienso en que la plata está guardada y que muchos grupos económicos no quieren resignarse a ganar un poco menos".

Salarios en la provincia (*)

2.900 pesos ganan en Salta los choferes del transporte público que recién se inician. Deben cumplir una jornada de 8 horas.

2.800 pesos ganan los empleados bancarios que está al principio de la carrera.

61,80 pesos por día perciben los trabajadores rurales. Cada jornada dura 8 horas.

1.600 a 1.800 pesos gana un empleado de comercio con cinco años de antigüedad. Algunos suman comisiones por ventas.

1.300 pesos percibe un maestro que recién ingresa a una escuela pública de la provincia.

1.300 pesos gana un empleado administrativo del Gobierno de la Provincia que cumple seis horas.

(*)Fuente: Gremios de Salta

el dato

En Salta hay un 8 por ciento de desocupación según información de la Dirección de Estadísticas de la Provincia.

El Gobierno provincial anunció que no habrá aumentos superiores al 12% y que serán menores a los otorgados en 2008.

las opiniones

Carlos Rodas Bancarios "Chantaje"

El dirigente afirmó que si el techo del aumento salarial fuera el 13 por ciento "sería definitivamente insuficiente. La situación es muy complicada para la negociación, las patronales comienzan a hablar de riesgos de mayor inflación o pérdida de fuentes laborales. A esto se suma que hubo subas de precios exorbitantes pero los índices del INDEC están dibujados".

El titular del gremio de los empleados bancarios opinó que a la hora de discutir aumentos "algunas empresas utilizan el tema de los posibles despidos como un chantaje".

Alejandro Wardi Docentes "Insignificante"

El titular de ATE Docente enfatizó en que un 12% sería "insignificante" y difundió que los maestros ya analizan no comenzar las clases si es la última propuesta. "No estamos dispuestos a aceptarlo. No nos alcanza para afrontar ni siquiera el alza en el costo de los impuestos y servicios que estamos teniendo", dijo.

El dirigente manifestó además su incertidumbre porque el sector no recibió ninguna información oficial sobre lo que pasará con los sueldos a pocos días de que comience el ciclo lectivo.

Oscar Cruz Choferes de colectivos "Credibilidad"

El secretario general de la UTA (Unión Tranviarios del Automotor) dijo que las negociaciones con la Cámara de Empresarios del Transporte a nivel nacional impactarían en los salarios de los choferes en Salta. Y manifestó que la situación económica y la falta de referencias oficiales sobre la inflación por la poca credibilidad del INDEC complican el debate.

De todas maneras, el dirigente pidió esperar el debate a nivel nacional para ahondar en el tema y expresar una posición al respecto, al insistir el impacto que las negociaciones a nivel nacional tendrán aquí.

las opiniones

Martín Biella Inmobiliaria "Caída"

El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Salta respalda el reclamo para que las discusiones salariales se hagan por regiones. "Sería mucho mejor porque los cupos de vida y los ingresos son muy diferentes. Las regiones tenemos realidades totalmente diferentes". El dirigente apoya la suba salarial de hasta un 12% porque le parece "moderada si se respeta ese techo. Lo que aquí hay que entender es que los ingresos caen para todos, si nos suben los costos y los ventas caen, algo no cierra".

Armando Galloni PyME "Desastre"

"¿Cómo podemos hacer las PyME para enfrentar este momento?, se preguntó el presidente de la Cámara PyME de Salta. Para poder cumplir con los aumentos que se pacten, el dirigente reclamó a la Nación un plan específico "porque el sector no está en condiciones. Estamos asediados por los aumentos, la venta con tarjetas de créditos nos asfixian, nuestra situación financiera es desastrosa, quedamos fuera del sistema bancario". Galloni exigió la reducción de los aportes patronales y un reconocimiento en ese sentido de parte del Gobierno central.

Jorge Banchik Construcción "Incertidumbre"

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción en Salta opinó que "este tipo de cosas generan incertidumbre, justo en el momento en que hablamos de recesión, en el que gran parte de la actividad económica está parada". El dirigente se quejó porque el Gobierno nacional pide madurez, cuando no hay diálogo: "Todo es compulsivo, cuando debemos ponernos de acuerdo para ver qué podemos dar cada sector. Y eso redunda en mayor recesión". Banchik planteó la necesidad de convertirse en socios del Estado en este tipo de situaciones, de buscar el diálogo y buscar una vuelta a los problemas del país.

Ricardo Quinteros "Prudencia"

El delegado local de UATRE (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores) no quiso adelantar ningún análisis sobre el escenario salarial planteado a nivel nacional y provincial. El dirigente también respondió que todavía no se podía decir nada sobre el futuro de los sueldos de los trabajadores "para no crear falsas expectativas" hasta que no se definan las paritarias a nivel nacional, que se inician en marzo.

Comentá la nota