Habrá un único campeonato de Fórmula Uno.

La Federación Internacional del Automóvil (FIA) y la Asociación de Escuderías de Fórmula 1 (FOTA), en conflicto desde hace varias semanas, anunciaron un acuerdo que pone fin al proyecto de crear un campeonato paralelo en 2010.
"No habrá separación, habrá un único campeonato en 2010. Hemos llegado a un acuerdo sobre la reducción de los costes", declaró Max Mosley, el presidente de la FIA, al término de la reunión del Consejo Mundial del organismo en París.

Además, la figura de Mosley era uno de los problemas más importantes ya que la FOTA lo quería fuera del medio. Es por eso que el anuncio de Mosley de no presentarse para la presidencia de la FIA en octubre de este año es tan importante para que las partes hayan logrado una acuerdo.

La FOTA y la FIA mantenían un largo conflicto sobre el reglamento para 2010, que instauraba inicialmente un techo presupuestario de 45 millones de euros (salarios de pilotos y gastos de marketing excluidos) para las escuderías que lo aceptaran, que serían recompensadas con ventajas técnicas.

Las principales escuderías, con la prestigiosa Ferrari a la cabeza, habían amenazado con poner en marcha un campeonato del mundo paralelo, distinto al organizado por la FIA.

Comentá la nota