Habrá suba en el precio de las vacas y los bifes costarán más .

Ayer en Frías salieron a remate 2.500 bovinos lo que refleja el interés vendedor en alza de los productores. Quedaron afuera 1.000 cabezas más que no llegaron a tiempo. Todos quieren vende porque el invierno va a ser duro.
Frías (Enviado Especial). De los casi 70 kilogramos per cápita de carne vacuna que consume por año cada argentino, en 2010 sólo podrán consumir 44 por el recorte dela producción ganadera y un acelerado ritmo de liquidación de vientres, lo que impactará en un mayor precio de la hacienda como así también en el producto final: ese bife, milanesa ó asado que se come los domingos.

Ayer, el Lic. Javier Martínez del Valle, presidente de la Asociación de Productores Exportadores de la Argentina (Apea) trazó un escenario a mediano plazo de la situación de la ganadería, del consumo y de los precios de la carne. Ese panorama señala que el año próximo estará muy distante en materia de precios de lo que sucede hoy en los mostradores de las carnicerías ó en las góndolas. Martínez del Valle habló ante un auditorio conformado por más de un centenar de productores ganaderos en el marco del 31 aniversario de la Sociedad Rural Zonal de Frías.

Para el experto, ya este año se plantea un dilema para la producción cárnica y el consumo. Es que según su análisis, la producción de carne es cada vez menor por una serie de factores. A ello se suma un consumo que no cede y ronda los 70 kilogramos per cápita.

"Aquí se está dando el final de un ciclo ganadero porque la restricción de las exportaciones con la fuerte liquidación de hembras, agravado por la sequía nos va a encontrar con una menor cantidad de terneros. Ya este año las pariciones van a ser mucho menores, hay casi 4 millones menos de vacas que en 2006 con lo cual la producción de carne va a ser menor, hay menos tactos, preñeces del 20 al 40% menores que lo normal, todo ese escenario que está asegurado muestra que de 3 millones bajaría a 2,3 millones de toneladas la producción de carne, lo que hace que naturalmente el precio tenga que subir", sostuvo Martínez del valle.

Hoy el precio de la hacienda no sube porque hay una sobre oferta de hacienda. El remate de ayer en Frías fue un ejemplo de ello. Salieron a subasta 2500 animales pero otros 1000 quedaron afuera porque no llegaron a tiempo. Eso indica que todos los ganaderos están buscando desprenderse de sus vacas ante la inminente llegada del invierno y la falta de pastos, pese a los precios. En muchos casos se liquidan las hembras, las madres de planteles con lo cual se cierran las fábricas de terneros.

El retroceso que está sufriendo el rodeo ganadero nacional es más que importante. En 2010 se estima ya que habrá 21 millones de cabezas, 3 millones menos que en 2006. También que la cantidad de terneros será de 11,2 millones cuando hace 3 años se ubicaba en 15 millones. La faena se recortará de 14 millones hace 3 años a 10,5 millones y la producción de carne caerá de 3 millones de toneladas a 2,3 millones. Según sus cálculos, esto significa que la disponibilidad de carne per cápita será de 44 kilogramos contra los 70 actuales.

No obstante, señaló que cuando la situación se agrava con la liquidación de hembras "en algún momento hay que parar y lo que frena la liquidación de hembras es el precio". Puntualizó que "el aterrizaje tiene que ser como sea y este es el momento, tengo la absoluta certeza de la suba del precio de la carne, porque con estos números de producción no hay como esquivarlo".

"La única forma de que no crezca el precio es que caiga el consumo a niveles de cuando se produjo la crisis de 2001 y no creo que eso vaya a suceder", apuntó. "La recuperación de los precios es inexorable, para el Gobierno puede ser una salida porque de esa forma evitaría la liquidación de vientres con lo cual se evita una suba más fuerte de precios, cualquier analista sabe que la liquidación deben frenarse, y si no se frena, viene solo por más que el Gobierno quiera o no".

Comentá la nota