No habrá servicio de trenes a Miramar durante el verano

Desde junio la empresa mantiene cancelados los viajes y esa decisión seguirá vigente en la temporada. Además, delincuentes robaron el equipamiento que expende los boletos en la estación local
La estación de ferrocarril Miramar continúa actualmente sin actividad, debido a que Ferrobaires decidió no enviar “coches”, por lo que turistas que se inclinaban por ese medio y también aquellos de menor poder adquisitivo verán reducidas sus condiciones de llegar a esta ciudad.

Cabe mencionar que estaba latente la posibilidad de que el servicio se restableciera durante el verano pero, fuentes municipales aclararon que "por el momento el tren no llegará a la estación de esta localidad por una cuestión presupuestaria de la compañía", por lo que el recorrido del ramal desde Constitución culminará en Mar del Plata. Además, el accionar de delincuentes permitió el hurto de las máquinas expendedoras de tickets.

“No hay novedades, si llega el tren yo te llamo y te digo que está acá”, fueron las declaraciones llamativas de Hugo Durruty, jefe de Estación Relevante e Interino, a LA CAPITAL.

Dentro de este panorama irrisorio, en las puertas de la precaria boletería hay un cartel con una justificación por parte de la empresa que dice lo siguiente: “La venta de pasajes está suspendida hasta nuevo aviso, por robos de los equipos de venta”.

Luego, la leyenda especifica: “Rogamos al público disculpar las molestias ocasionadas, a la vez que esperamos la pronta reinstalación de los equipos por parte del personal técnico, a fin de brindar una mejor atención”.

La realidad marca también que el año pasado durante los últimos viajes Constitución-Miramar y viceversa, muchas de las unidades tuvieron inconvenientes durante los trayectos, causando malestar en los pasajeros, quienes debieron soportar varias horas de espera en sectores despoblados bajo condiciones absolutamente incómodas.

De igual manera el efecto económico comenzaba a hacerse sentir ya que a comparación de 2007 la empresa redujo la cantidad de traslados en más del 50 por ciento.

Estado de abandono

El antiguo caserón que en tiempos lejanos vio llegar a miles de turistas a esta localidad, hoy permanece cerrado y en estado de abandono. Fotos de antaño que ya no están y reliquias desaparecidas conformaban un material que dejaba en evidencia la historia ferroviaria de una ciudad que ve cada vez más en decadencia un predio en progresivo estado de deterioro, con pastos largos que se cortan de vez en cuando, los cuales no desarrollaron su “altura máxima”, producto de la sequía de hace varios meses.

Las hormigas tomaron los empedrados de la galería como un asentamiento constante y se trasladan diariamente sin que nadie impida su paso, siendo espectadores de lujo de la historia olvidada de Miramar.

Hay un proyecto encaminado para en un futuro construir allí la estación ferroautomotora, pero hoy la realidad marca este presente desolador.

Comentá la nota