No habrá renegociación sino hay inversiones.

Lo dijo el Diputado oficialista Rubén Contreras. Advirtió que los diputados del FVS no aprobarán renegociación de concesiones a las operadoras, "si éstas no invierten".
El vicepresidente primero de la Legislatura de Santa Cruz, Rubén Contreras (FVS), salió a criticar "la falta de inversión" de las compañías petroleras radicadas en esta provincia.

Esto - según el legislador- está ocasionando "un clima de incertidumbre creciente entre los trabajadores que aguardan en sus casas volver a trabajar en los yacimientos".

Ante ello, atribuyó que "la recuperación de la actividad, no se está dando por la falta de responsabilidad social de las operadoras".

Escenario

Rubén Contreras dijo que "el escenario financiero, sin embargo, es positivo, con el petróleo recuperando sus valores superiores a los sesenta dólares, como estaba antes de la crisis internacional". A pesar de esto, objetó que "no hay una actitud positiva de las compañías, sino que, por el contrario, hasta llegan a pedir un descuento del 40 por ciento en los contratos a las empresas regionales". "Esto provoca que a las empresas de servicios petroleros de la Cuenca del Golfo San Jorge las tienen al borde del ahogo económico", recalcó.

Además, recordó que las compañías habían enunciado "promesas de subir equipos de torre, algo que tampoco se cumplió, pese a lo pactado en la Mesa de Concertación, y aunque el mismo jefe de gabinete provincial (Pablo González), en persona, estuvo todo el tiempo hablando con los gerentes de las compañías".

Sin renegociación

Por todo lo expuesto, el legislador justicialista, reiteró la solicitud de más inversión a las petroleras, y, al mismo tiempo, advirtió que "que si estas no ejecutan los planes previstos, los diputados del PJ no van a renegociar los contratos de concesiones, ni en este año, ni en el otro".

Ejemplificó al actual panorama social y laboral negativo con lo que está sucediendo en la empresa Empasa, cuyos operarios protagonizaron piquetes durante la semana pasada en esta ciudad. "Evidentemente este conflicto se generó por la carencia de recursos que la firma tiene. Empasa está soportando apremios económicos por culpa de la operadora que la contrata, a la que no le importa si la gente tiene o no posibilidades de supervivencia", expresó.

También previno sobre las complicadas circunstancias que está atravesando la Fundación Olivia, "a la que le descontaron casi un cuarenta por ciento de la plata que le estaban dando, y no se sabe con certeza si los empleados podrán percibir sus sueldos y aguinaldos esta semana".

Comentá la nota