¿Habrá una reforma de la política en Santa Cruz?

Infoglaciar - A nivel nacional ya se lanzó el debate por la reforma política. Ley de Lemas y los Diputados por Pueblos, son algunos de los reclamos históricos de la oposición en nuestra provincia. El kirchnerismo ¿Los pondrá en debate? Opinó el intendente Héctor Roquel.
El Gobierno nacional impulsa una reforma política que ya comenzó a ser debatida por todos los partidos, que apunta fundamentalmente a un nuevo sistema electoral. También –entre otros puntos- avanza sobre los mecanismos de financiamiento de los partidos, donde el Estado será el único financista de los gastos que cada fuerza política destinará a su campaña electoral.

Pero en Santa Cruz, cuna del kirchnerismo, aún no se ha planteado seriamente en la agenda política si habrá una discusión local de los mecanismos de participación o elección de los representantes, tal cual pide la oposición hace años.

Entre ellos, algunos que resultan emblemáticos: La Ley de Lemas y el Diputado por Pueblo; entre otros.

Ley de Lemas

La eliminación de la Ley de Lemas es uno de los reclamos históricos del radicalismo desde su implementación en épocas de Néstor Kirchner. Y vaya si lo sabe Héctor Roquel -actual Intendente de Río Gallegos- que perdió una elección habiendo sacado más votos que su contrincante.

Ayer, en diálogo con TiempoSur, Roquel fue consultado respecto de estos temas.

- ¿Qué opina de la reforma política implementada a nivel nacional?

Si es que esto se aprueba, yo creo que hoy para la gente no es la prioridad la reforma política. Me parece más que una reforma política, me da la impresión de que es una simple reforma electoral.

Si la provincia adoptara un criterio similar y se discute, me parece que revisar la Ley de Lemas es una demanda del conjunto de la sociedad.

-Si se aprueba la reforma, ¿como impactaría en nuestra provincia, particularmente en la Ley del Lemas?

- En forma directa no afecta, debería ser una decisión a nivel provincial, que se modifique el régimen electoral a través de la legislatura de la provincia.

-¿Por qué cree que se pretende realizar ahora una reforma política?

- A título muy personal, me parece que la intencionalidad es construir a través de una ingeniería electoral, un mecanismo que hoy favorezca la posibilidad del oficialismos y fundamentalmente la interna de su partido.

-¿Pedirá al Gobernador que se elimine la Ley de Lemas?

Es un problema que debe plantearse en un diálogo institucional entre gobierno y los partidos políticos.

-¿Pero este diálogo existirá? El Gobernador dijo que iba a reunirse con todos los actores, pero esto no ocurrió.

En algún momento fue anunciado un diálogo que iba a haber con los partidos políticos pero hasta la fecha no se ha naturalizado. Pero creo que el ámbito no es el gobernador con intendentes sino con partidos políticos, y con todos los actores políticos, no solo aquellos que tengan representación parlamentaria.

Planteos en Diputados

"Es importantísimo que logremos eliminar de una vez por todas la nefasta Ley de Lemas, para instaurar un sistema electoral único que no contemple la transferencia de los votos entre los candidatos", expresó en su momento el diputado Omar Hallar (UCR).

"la Ley de Lemas es un engaño para los votantes y debe ser eliminada de manera inmediata. El radicalismo lleva años proponiendo la modificación de esta norma para evitar la transferencia de votos de un candidato a otro, pero el justicialismo no sólo se ha negado recurrentemente, sino que además la fue adaptando de acuerdo a las conveniencias de cada momento", agregó.

"Creemos indispensable que se deje sin efecto cuanto antes; sobre ese particular nosotros ya hemos trabajado y hemos presentado un proyecto que prevé la implementación de un nuevo sistema electoral en Santa Cruz, que respeta la voluntad de los electores, que elimina la transferencia de votos, y que garantiza la participación de las minorías. Ese proyecto como tantos otros que hemos presentado se encuentran en comisiones ya que anteriormente no fueron ni siquiera estudiados en las comisiones. Esperamos que la nueva composición parlamentaria permita su tratamiento, su debate y si es posible su sanción", afirmó.

Diputado por Pueblo

También en la década del noventa se modificó la conformación de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Cruz, creando la figura del Diputado por el Pueblo, que la oposición sostiene: "no admite representación de la minoría".

Nuestra legislatura se constituye con 14 legisladores por pueblo y 10 representantes por Distrito Unico.

De esta manera se dan algunas particularidades que no se condicen con el porcentaje de votos obtenidos. Un ejemplo, el candidato a gobernador por la oposición en 2007, obtuvo casi el 40 por ciento de los votos, pero su real impacto en la Cámara de Diputados fue menor al 20 por ciento. De esa elección, resultaron electos 20 legisladores por el Frente para la Victoria, sobre apenas cuatro de la oposición.

"Los temas más importantes y complejos se encuentran fuera de la agenda parlamentaria, durmiendo en las comisiones, porque el FVS no permite su tratamiento. Así no se discute nada sobre coparticipación, ni sobre la Ley de Lemas y el sistema electoral de la provincia", se quejaba meses atrás la diputada provincial de Perito Moreno, Nadia Ricci.

Ahora, con el kirchnerismo planteando una reforma política a nivel nacional, se verá si en su propio terruño avanza en las modificaciones pedidas por la oposición, que por estos meses se jacta de haberlas legitimado con la elección del pasado 28 de junio.

Es "imperativo" el debate en Santa Cruz

Días atrás, el diputado electo Eduardo Costa –referente de la oposición desde las elecciones del 28 de junio pasado- remarcó que es imperativo, al igual que se anuncia a nivel nacional, que en nuestra provincia comience una reforma política.

"Es necesario realizar modificaciones en el sistema político provincial tendientes a corregir las anomalías que hoy existen y que han distanciado a la gente de la dirigencia, y especialmente han alejado al ciudadano del ejercicio del compromiso participativo".

Para Costa es el momento de discutir en toda la provincia sobre la forma en la que elegimos a las autoridades, "fortaleciendo la legitimidad" de quienes son elegidos, para ello propone "eliminar la Ley de Lemas, que ha distorsionado la voluntad popular y ha vaciado la dinámica de los partidos políticos degradando su valor como instituciones de la democracia".

"Debemos generar un nuevo sistema, que sea moderno, garantice y fomente la participación. También debemos fortalecer los partidos políticos, reforzar sus estructuras y crear las condiciones para que en su seno se debata y se trabajen propuestas y proyectos que superen las situaciones coyunturales de nuestra sociedad".

Comentá la nota