Habrá una profunda reestructuración policial.

Asignarán un rol más activo a la Metropolitana. También crearán las comisarías judiciales.

NEUQUÉN (AN).- El grupo especial conocido como Policía Metropolitana tendrá un rol más activo en la prevención del delito. Y se crearán las comisarías judiciales, que se harán cargo de todas las tareas vinculadas con la tramitación de las causas y el trato con los fiscales.

Los anuncios fueron formalizados el pasado miércoles en una reunión que se realizó en la Dirección de Seguridad ubicada en Belgrano al 900.

De ese encuentro participaron el ministro de Seguridad, César Pérez; el subsecretario de Seguridad, Miguel Novoa; el jefe de la Policía Juan Carlos Lepén y todos los comisarios de la capital.

Durante la reunión, que se extendió desde las 20 hasta la medianoche, el jefe de Policía bajó los nuevos lineamientos mientras que el ministro arengó a los comisarios a trabajar en forma proactiva en la prevención del delito y les ofreció todo su apoyo.

Dentro del paquete de medidas se explicó cómo será la división de la policía Metropolitana. "Se dividirá en dos zonas, este y oeste, para abarcar toda la ciudad", confió una fuente participe del cónclave.

Con esta división se busca tener una participación más activa en el territorio, principalmente en el oeste donde el nivel de violencia y delito es alarmante.

La Policía Metropolitana es un grupo especial de apoyo para situaciones complejas. A diferencia de la Uespo y los Geop, no suelen participar de enfrentamientos sino que tienen como misión resguardar el perímetro.

La Metropolitana Oeste se establecerá en el edificio de la comisaría 18, en el barrio Gran Neuquén, y tendrá un jefe distinto a la Metropolitana Este que continuará en su actual sede de calle Islas Malvinas y Monseñor D´Andrea, en Santa Genoveva.

Una vez que se concrete la división de la Metropolitana se reclutarán efectivos de distintas comisarías y por medio de una resolución interna que firmará el jefe de Policía se pondrá en funciones. De esta forma el grupo especial sumará a su actual función disuasiva la parte preventiva, por lo que las comisarías podrán pedirle apoyo en operativos que pueden incluir la identificación de personas o allanamientos.

También está previsto que a fines de marzo se pondrán en marcha las comisarías judiciales, que surgirán de una división de las actuales unidades.

De esta forma las comisarías contarán con un comisario que estará a cargo del área de seguridad y prevención, y otro que se hará cargo de toda la tarea administrativa judicial como la instrucción de la causa, el cruce de información con los fiscales y las notificaciones.

"Se busca que haya cierta especificidad. Para esto los comisarios tendrán que reubicar al personal, aquellos que les guste lo administrativo se los pondrá en la parte judicial y a los que les interesa andar en la calle en la parte preventiva", indicó una alta fuente policial.

Comentá la nota