Habrá una presencia más prolongada en zonas rurales de los técnicos del Instituto PAIPPA.

Así lo expreso el coordinador ejecutivo del Instituto PAIPPA, Alberto Zorrilla.
El coordinador ejecutivo del Instituto PAIPPA, Alberto Zorrilla, encabezó la reunión con los diferentes equipos técnicos del organismo, delineando los detalles finales de lo que serán las acciones que en zonas rurales estarán desarrollando este año, anticipándose en este sentido que la presencia de los mismos será más prolongada en las distintas regiones.

Explicó Zorrilla que uno de los propósitos del encuentro fue el de homogenizar las acciones de acuerdo al lugar donde se trabajará, ya que cada uno tiene sus particularidades y el abordaje debe estar vinculado a esos aspectos distintivos.

Puntualizó que las tareas se basarán en cuatro líneas principales, una de ellas tendrá que ver con el fortalecimiento de las organizaciones de los paipperos, y en algunos casos incentivarlas a que se conformen, además de las vinculadas a las esferas de producción, también en la faz de comercialización y la de registro.

Sostuvo el titular del PAIPPA que dentro de las metas trazadas “se avanzó bastante en la cuestión cualitativa, pero nos falta en lo cuantitativo, y no es algo sencillo. Esto porque el gran o mediano productor hace números y es una cuestión comercial, y en cambio en los pequeños productores no hace números en base a la inversión, sino a las posibilidades de vivir mejor que tienen, y eso abarca muchos aspectos”.

Consultado si la crisis mundial y la misma situación climática incidieron a que varíen algunos aspectos diseñados de antemano, Zorrilla aclaró que “no

estamos reviendo las metas, sino las estrategias, y sobre todo en los puntos donde podemos influenciar, ya que en lo climático es poco lo que podemos incidir”.

Comentó aquí que “el año pasado nos dejó una gran enseñanza, y es que aun con la seca algunos paipperos tuvieron una gran producción y están por cosechar un excelente algodón, y otro en cambio no”, atribuyendo esto a aspectos como que algunos desarrollaron una preparación adecuada del suelo, otros no, con lo cual se trata de una estrategia que se trabajará intensamente.

Dijo que otro propósito será el de “mejorar la diversificación, ya que si bien se avanzó bastante, esto aún no lograr salir del consumo familiar, es decir que se necesita mayor volumen de producción y pueda ser comercializado a otro escala. Para esto mucho tiene que ver la organización”.

Anticipó que “este año la estada de los técnicos en los campos será aún más prolongada, y se han delimitado las regiones o zonas productivas donde cada uno trabajará. Esto desde el área de Producción Vegetal en una tarea conjunta con los promotores, además del acompañamiento de la parte social, irán a instalarse en las zonas rurales en forma continua”.

Lo educativo

También tomaron parte del encuentro gente vinculada a la cartera Educativa dado que se avanzará también en torno a los ciclos básicos rurales y se incorporan elementos para introducirlos a la curricula.

Sobre el particular, Catalina Colcombet, de la cartera Educativa, aludió a que “el servicio educativo como una acción más del gobierno provincial incluye a toda la población del ámbito rural, no solo de los ciclos básicos secundarios rurales para los jóvenes, sino que también hay otras ofertas que permite la inclusión de los que estaban fuera del sistema educativo, quienes antes no tenían esas ofertas ahora la están teniendo”.

“El servicio le permite a la provincia estar entre las primeras del país en cuanto a la oferta del servicio educativo y por supuesto consiguientemente del crecimiento de la matrícula”, significó.

Indicó justamente que “en estos momentos estamos trabajando todos los organismos para mejorar la calidad de la educación, fortalecer eso que está ya instituido y estamos trabajando con muchas fuerzas”.

“Ahora estamos articulando con el Instituto PAIPPA todas las acciones de fortalecimiento para trabajar con los ciclos secundarios de modalidad rural a lo largo y a lo ancho de la provincia”, sostuvo.

Comentá la nota