Habrá plebiscito para Chávez

El proyecto de enmienda constitucional fue impulsado por el mandatario a través del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Según dijo un diputado opositor, al presidente “le saldrá el tiro por la culata”.
La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela aprobó en la madrugada de ayer un proyecto de enmienda constitucional para habilitar la reelección ilimitada de todos los cargos electos con voto popular, incluido el de presidente. Ahora, el Consejo Nacional Electoral (CNE) deberá convocar a un referéndum para que el pueblo decida si apoya o no la medida.

La convocatoria del máximo organismo electoral quedó habilitada luego de que el Parlamento aprobara el segundo y definitivo debate del proyecto, después de darle el visto bueno en primera instancia el 18 de diciembre pasado. De acuerdo con los procedimientos electorales, el CNE tiene 30 días corridos para llamar a una consulta popular que valide lo decidido por los legisladores. De este modo, la fecha sería el 15 de febrero. “Lo que se está haciendo en Venezuela es un mecanismo que debe tomarse como ejemplo en todos los países democráticos”, señaló el diputado oficialista Mario Isea al comenzar la sesión.

El proyecto de enmienda constitucional fue impulsado por el presidente Hugo Chávez a través del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que confía en su triunfo. “El objeto de la enmienda es que los venezolanos puedan escoger a sus gobernantes sin limitaciones”, dijo el diputado Isea. La oposición no piensa lo mismo. “A Chávez le saldrá el tiro por la culata”, vaticinó desde Caracas Ismael García, diputado del opositor partido Podemos, en diálogo telefónico con Página/12.

Aunque el proyecto legislativo se aprobó sin demoras, fuera del recinto hubo manifestaciones de uno y otro bando. Mientras que simpatizantes oficialistas se acercaron a la sede de la Asamblea Nacional (AN) para seguir de cerca el debate y apoyar la medida, grupos de estudiantes opositores realizaron manifestaciones y bloquearon autopistas en rechazo a la enmienda.

Así, Venezuela vuelve a entrar en clima de campaña. “Ganando el referéndum estaríamos de una vez neutralizando la amenaza de una nueva consulta revocatoria, de un golpe de Estado”, explicó Chávez. “Será el pueblo quien decida”, remató el líder. “Se busca mejorar los derechos políticos de los militantes del PSUV”, ironizó en diálogo con este diario el diputado opositor García. El dirigente subrayó que el oficialismo quiere aprobar la medida cuanto antes. “Ellos saben que 30 días para hacer campaña es muy poco. El único que puede movilizar masivamente recursos en ese lapso es el Estado”, opinó. Además, el líder de Podemos dijo que la enmienda es “anticonstitucional” ya que la cuestión de la reelección ilimitada ya estuvo incluida en un proyecto de reforma de la Carta Magna impulsado por el mandatario y rechazado en referéndum en diciembre de 2007.

La propuesta, sobre la cual decidirán 17 millones de venezolanos, consiste en eliminar en cinco artículos de la Constitución las frases que fijan las veces que un cargo de elección pública puede ser reelegido actualmente. Los artículos modificados son el 230, que se refiere al presidente del país; el 160, que afecta a los gobernadores; el 162, a los consejos legislativos; el 174, a los alcaldes y concejales, y el 192, referido a los diputados de la AN.

Los diputados, por su parte, se desplegarán desde el próximo sábado por todos los estados del país para explicar a los ciudadanos cualquier duda que tengan sobre la enmienda, explicó la presidenta de la Cámara, Cilia Flores.

El actual mandato de Chávez terminará en febrero de 2013 pero, si la enmienda es validada por el voto popular, él ya adelantó que se postulará a una segunda reelección en los comicios presidenciales de diciembre de 2012. “Necesitamos 10 años más para consolidar esta revolución”, dijo el líder bolivariano en un acto multitudinario.

Comentá la nota