Habrá multas más severas a colectivos urbanos

Llega al Concejo la ordenanza que regulará al transporte de pasajeros en la ciudad.
En las próximas horas, ingresará al Concejo Deliberante de Córdoba el proyecto de ordenanza del Marco Regulatorio del transporte urbano de pasajeros.

La iniciativa que arribará desde el Ejecutivo tendrá celosos controles para las empresas concesionarias, por lo que habrá severas multas para aquellos transportistas que no cumplan con lo pautado.

En una audiencia pública que se realizó la semana pasada en el cuerpo legislativo, los vecinos cuestionaron con dureza algunas faltas de las líneas Coniferal, Ciudad de Córdoba y la estatal Tamse.

Un funcionario de confianza del intendente Daniel Giacomino, con llegada a la Subsecretaría de Transporte municipal, confirmó a Día a Día que sólo restan detalles finales para que el proyecto sea debatido en el Concejo.

Córdoba cuenta con una norma de 2001 que establece los cumplimientos que deben acatar las transportistas. Sin embargo, esa ordenanza no es aplicable al sistema actual, por lo que adelantaron que se trata de una propuesta más acabada "y con más controles sobre las empresas", para tranquilidad de los usuarios.

"Se trata de una regulación específica para el transporte urbano de pasajeros; no así para los taxis y remises. Permitirá regular el sistema con más sanciones para las irregularidades que cometan las empresas, como por ejemplo la falta de frecuencias, las demoras, los desperfectos en la flota, las falencias de personal", anticipó uno de los hombres fuerte que asesora a Giacomino acerca del tema.

Por cada una de las irregularidades, las empresas privadas o la estatal Tamse deberán abonar multas que estarán sujetas a una unidad económica de los viajes.

Iniciativa . Otro punto central es que el proyecto deja abierta la posibilidad para que en Córdoba puedan funcionar otros medios de transporte pública alternativos, como el ferrourbano o el subterráneo prometido por el matrimonio Kirchner. "Con este proyecto, tratamos transparentar una situación que ya existe y no está legalizada, ya que la ordenanza que hoy regula al sistema (la 10.366) habla de trasbordos y de un servicio que no se presta en la actualidad", explicó la fuente.

Una propuesta similar había enviado el intendente Giacomino el año pasado al Concejo Deliberante, pero no fue más allá del tratamiento en comisión. Para esta propuesta, también se generó mucha expectativa porque el Ejecutivo espera que sea aprobada, para después pedir el incremento tarifario de taxis y remises, y una recomposición en el valor del boleto.

Para esta pulseada, el intendente cuenta con cuatro votos seguros y esperará retener las voluntades de las cinco ediles vicentistas, más algunos sufragios que podrían llegar desde la bancada juecista. Si bien esta norma no establece cada cuánto es necesario revisar la tarifa del transporte urbano de pasajeros (la anterior propuesta especificaba cada seis meses), se tratará de la antesala de la discusión que se viene, que será una nueva tarifa para el cospel.

Los empresarios piden 2,40 pesos, pero se conformarían con un boleto de dos pesos.

Comentá la nota