Habrá más inflación y recuperación económica

Al cierre de 2009, la recuperación de los mercados financieros se presenta en forma de W, donde volatilidad y selectividad aparecen como los conceptos clave en el corto plazo. La tasa de interés tendería a mantenerse en niveles bajos, el consumo en tendencia creciente, la inflación en suba pero en niveles manejables, la actividad económica en recuperación.
La recuperación de los mercados financieros desde el piso alcanzado el 9 de marzo pasado, cuando el índice Dow Jones se apreció casi un 60% desde el mínimo de 6.547 puntos, al que se llegó tras una caída mayor al 50% en 17 meses, finalmente presenta una forma de W, generando una recuperación no agresiva (en forma de V) ni gradual en (forma de U).

Dejando de lado el sector laboral, donde 16 millones de estadounidenses sin trabajo reflejan cada día el costo social de la crisis y que seguramente demandará varios trimestres para mostrar mejorías importantes, la continua publicación de indicadores macroeconómicos positivos en los Estados Unidos en los últimos meses apuntaló la idea de que "lo peor ya pasó" y sostuvo una recuperación de precios de los activos que, con tomas de ganancias parciales, finalmente terminó mostrando la mencionada forma de W, en sentido ascendente. Ejemplos de esta recuperación encontramos en el mercado inmobiliario que aumentó la cantidad de operaciones y precios, los índices de confianza del consumidor, los niveles de producción y consumo doméstico, entre otros.

Asimismo, la decisión de la Reserva Federal de mantener la tasa de referencia en niveles mínimos (0,25% desde diciembre de 2008) ha sido efectiva en su objetivo de fomentar el nivel de actividad económica, y es difícil vislumbrar una corrección de la tasa hacia arriba en los próximos meses, en tanto la inflación se siga situando en niveles manejables como los actuales y sostener la recuperación económica continúe apareciendo como un objetivo de primer orden para el gobierno de Barack Obama.

Mientras tanto, las empresas, que durante la crisis ajustaron sus costos de manera significativa, sobre todo aquellas que emplean intensivamente mano de obra, seguirían mostrando resultados auspiciosos en los próximos trimestres, por una combinación virtuosa de costos eficientizados y demanda creciente lo que, a nuestro entender, resultaría en un fortalecimiento del "sentimiento positivo" predominante en los mercados.

"En términos de dinámica de precios, la volatilidad es un concepto que pensamos que llegó para quedarse. Es natural que los rebotes de mercado tras caídas tan bruscas (como la de Octubre 2007 – Marzo 2009) muestren correcciones (tomas de ganancias) tras períodos de suba pero, en tanto la economía siga mostrando señales de recuperación (como esperamos), nuestra visión es que, selectivamente, pueden encontrarse oportunidades de inversión con potencial de upside en los próximos meses", aseguró Marcelo Olguín, Gerente de Asset Management & Research de Puente.

Por otro lado, el especialista señaló: "En el sector commodities los ETFs de Petróleo (USO) y Gas (FCG) deberían beneficiarse del incremento en los niveles de demanda de energía, condición necesaria para satisfacer una economía que comienza a expandirse más dinámicamente a nivel global. Mientras que en relación a sectores económicos en particular, pensamos que la demanda de bienes básicos y productos tecnológicos en Estados Unidos en los próximos trimestres sostendrían el recorrido de ETFs como el XLP y XLK, respectivamente, en el corto plazo".

El escenario de precios domésticos en suba resulta atractivo al ETF compuesto por bonos del Tesoro estadounidense ajustados por inflación, en tanto que el exceso de liquidez acumulado a nivel global seguiría dando soporte a los precios de mercados emergentes, entre los que identificamos a Brasil (a través del ETF EWZ), un país que manejó la crisis de una manera acertada, actuando con decisión en términos de política monetaria, cambiaria y fiscal, y ahora encontramos en una excelente posición para capitalizar el proceso de suba de commodities y la búsqueda de diversificación (y mayores retornos) por parte de los fondos globales.

Fuente: Leo &Asociados.

Comentá la nota