No habrá "gestos" de Cuba

"Cuba no ha impuesto sanción alguna contra Estados Unidos ni contra sus ciudadanos. No es Cuba la que tiene que hacer gestos", aseguró el mandatario cubano en respuesta al pedido de "gestos" que había hecho Obama.
El presidente cubano, Raúl Castro, dijo ayer que Cuba "no es la que tiene que hacer gestos" después de la reciente eliminación de restricciones por parte del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre viajes y remesas hacia la isla.

Al hablar en el discurso de apertura de la reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados, Castro coincidió en este sentido con afirmaciones hechas por escrito días atrás por su hermano, el líder revolucionario Fidel Castro, en cuanto a que la eliminación de las restricciones son "medidas que si bien son positivas su alcance es mínimo", aunque reiteró su oferta de diálogo en "igualdad de condiciones".

"Cuba no ha impuesto sanción alguna contra Estados Unidos ni contra sus ciudadanos. No es Cuba la que tiene que hacer gestos", aseguró el mandatario. Esta es la primera respuesta directa del gobernante cubano al pedido de "gestos" que hizo Obama a Cuba en la Cumbre de las Américas el 19 de abril, como una liberación de presos políticos.

"No es Cuba la que impide a los empresarios de ese país hacer negocios con el nuestro, no es Cuba la que persigue las transacciones financieras realizadas por los bancos norteamericanos, no es Cuba la que tiene una base militar en territorio de los Estados Unidos contra la voluntad de su pueblo", subrayó Raúl Castro.

El presidente consideró "positivas" pero con "alcance mínimo" las medidas adoptadas el 13 de abril por Obama, que eliminó todas las restricciones a los viajes de cubano-estadounidenses y envío de remesas.

"El bloqueo quedó intacto, no hay pretexto político ni moral que justifique la continuidad de esa política", dijo Raúl.

Raúl Castro reafirmó su disposición a discutir "todo", como ofreció, incluyendo expresamente "derechos humanos y presos políticos", el 16 de abril, en una reunión con sus aliados de la Alternativa Bolivariana para las Américas, en Venezuela, en víspera de la Cumbre. "Hemos reiterado que estamos dispuestos a hablar de todo con el gobierno de Estados Unidos, en igualdad de condiciones, pero no a negociar soberanía ni nuestro sistema político y social, el derecho a la autodeterminación ni nuestros asuntos internos", manifestó.

Al reaccionar, Washington insistió en su demanda: "Estamos interesados en dialogar con Cuba, pero creo que la comunidad internacional quiere ver pasos desde La Habana, para evaluar la seriedad de ese gobierno sobre un diálogo sobre toda una serie de temas", dijo Robert Wood, el vocero del Departamento de Estado. Pese al cruce de declaraciones, el pasado lunes y el 13 de abril se reunieron el responsable para América latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon, y el jefe de la Sección de Intereses de La Habana en Washington, Jorge Bolaños.

Comentá la nota