Habrá una generación de 255 MW de energía eólica en Santa Cruz

Con una inversión privada cercana a los 650 millones de dólares, se construirán seis parques eólicos, distribuidos en la zona norte y centro de la provincia. Para ello se empleará a 600 personas.
El Ministerio de la Producción detalló la oferta presentada por la empresa IMPSA, que el 14 de diciembre en la Casa Rosada cotizó, en la Licitación convocada por la Empresa Nacional de Energía S. A. (ENARSA) en el marco del Programa Nacional GENREN.

Según la información oficial, la inversión a realizar en la provincia ascenderá a más de 650 millones de dólares, para generar 255 MW en Santa Cruz, distribuidos en seis parques eólicos, dos en Koluel Kayke que contendrán 28 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (50 MW); y 14 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (25 MW); uno en Las Heras, compuesto por 28 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (50 MW).

En la zona centro, en tanto, se construirán dos parques eólicos en Comandante Luis Piedra Buena, uno con 28 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (50 MW); y otro con 17 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (30 MW). El tercer parque eólico a construir en la zona centro provincial será en cercanías de La Barrancosa, con 28 aerogeneradores IWP-70 Clase S de 1,8 MW de potencia nominal (50 MW).

Para la construcción de estos parques se estima emplear más de 600 personas, detallando que el personal deberá ser calificado, dado que estará compuesto por técnicos, capataces, operarios con conocimientos en soldadura, en encofrados y en montaje, entre otras, creando de esta manera un impacto importante en el mercado laboral local. Una vez finalizada la construcción, la operación de los parques estará en manos de alrededor de 10 personas por parque, brindado a su vez una base tecnológica a la provincia y a las comunidades cercanas.

Sobre la evaluación de la calidad de vientos existentes en Santa Cruz, desde IMPSA se informó que se trabajó con el Mapa Eólico Nacional que el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios publicó en el año 2006, complementado por mediciones y por herramientas de validación y análisis como los programas 3-Tier® y WindPro®; y por las observaciones de los conocedores del terreno, que siempre son eficaz complemento de la ciencia.

Además, señalaron que el recurso eólico existente en Patagonia es bien conocido por la comunidad científica y energética internacional desde hace mucho tiempo, llegando algunos a afirmar que son los mejores vientos del planeta para la producción de energía eólica basada en tierra.

Respecto de los pasos restantes del proceso licitatorio, se señaló que consisten en evaluación técnica de la propuesta, apertura de la propuesta económica, adjudicación y firma del contrato con ENARSA, estimada para fines de enero, restando la rúbrica del Contrato de Abastecimiento del Mercado Eléctrico Mayorista con CAMMESA (Comisión Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA - el órgano técnico de despacho de electricidad) y la estatal ENARSA, a los efectos de darle vigencia efectiva al Contrato, y que luego se concrete el Cierre Financiero.

Aerogeneradores

Al momento de brindar detalles de los aerogeneradores que conformarán cada parque eólico, desde la empresa señalaron que se trata de modelos IMPSA IWP-70 de Clase "S" - para vientos de más de 10 metros por segundo - preparados especialmente para soportar las condiciones meteorológicas extremas de Patagonia.

Además, se informó que los equipos que IMPSA instalará en sus proyectos, serán 100% de fabricación nacional y de tecnología y diseño desarrollados íntegramente en Argentina, en nuestros Laboratorios de Investigación y Desarrollo – con marca registrada, el diseño denominado UNIPOWER ®.

Este diseño, minimiza las desventajas de las configuraciones tradicionales de los generadores de transmisión directa - tamaño y peso - pero mantiene su ventaja principal, es decir, sin caja multiplicadora.

Además, fusiona en un solo componente las funciones tradicionales del generador eléctrico y el cubo rotor, minimizando las partes activas, reduciendo las pérdidas y tiempos muertos por mantenimiento. Al utilizar imanes permanentes y control de potencia por paso de palas, optimiza la recolección de energía a distintas velocidades de viento.

Señalaron además que es un diseño compacto y transportable, que al no tomar potencia reactiva del sistema, mejora el factor de penetración. Además, por poseer un conversor y banco de capacitares, cada unidad con rotor detenido puede funcionar como compensador de carga reactiva, si se lo adapta para tal función. Su alto rendimiento implica menos pérdidas en el generador y en componentes mecánicos. Su mantenimiento es mínimo, sin caja multiplicadora y menos partes móviles.

Acerca de IMPSA

Respecto de la empresa, se indicó que IMPSA cuenta, además, en su Planta I en Mendoza, con el Laboratorio de Desarrollo de Materiales Compuestos, que lleva a cabo Investigación y Desarrollo en cuanto a materiales, procesos de fabricación y ensayos para aseguramiento de la calidad de Materiales Compuestos, como así también la certificación de los productos derivados de estos materiales.

Este Laboratorio coloca a IMPSA a la vanguardia de la fabricación y desarrollo de palas para aerogeneradores eólicos, y entre sus múltiples funciones, está investigar y desarrollar materiales que contribuyan a optimizar el producto Generador Eólico; desarrollar y mantener relaciones de colaboración con distintas instituciones a fin de lograr un derrame tecnológico; trabajar de manera integrada con los proveedores de materias primas para materiales compuestos, con el objeto de optimizar calidad y bajar costos; y generar los datos necesarios para la certificación de los productos.

IMPSA con su Dirección de Tecnología e Ingeniería, completará la Ingeniería Básica conceptual necesaria, ejecutará el Proyecto Ejecutivo y la Ingeniería de Detalle, maximizando además la utilización de consultoras y expertos argentinos.

Comentá la nota