Habrá que financiar u$s 7.800 millones en 2010 si no se contiene el gasto

Con el ahorro interno prácticamente agotado, será necesario emitir deuda para cubrir el bache financiero. Los mercados por ahora están abierto a los emergentes
La decisión del Gobierno de recuperar la confianza de los mercados, con la operación de reapertura del canje para los holdouts y la política de seducción al Fondo Monetario Internacional, está orientada a lograr el próximo año colocar la deuda necesaria para cerrar la brecha financiera que parte de un piso de u$s 4.500 millones y llega hasta los u$s 7.800 millones si no se modera el avance del gasto público.

"Si bien la brecha por cubrir con nuevo endeudamiento es inferior a la de 2009, la estrategia llevada a cabo este año, de plena utilización del ahorro interno y reestructuración de vencimientos, no será suficiente para cubrirla", estimó la consultora Abeceb.com.

El Gobierno no tuvo hasta este año necesidad de recurrir mayoritariamente al endeudamiento externo para cubrir las necesidades de financiamiento, básicamente por el fuerte crecimiento que registraba la recaudación tributaria y que permitió alcanzar superávits primario de hasta 3%. Pero con un gasto que se mantuvo en constante expansión y una recaudación que se resintió por la recesión económica, este año apenas se alcanzará el equilibrio fiscal.

"En 2010, las obligaciones de deuda son menores a las de este año, de u$s 13.000 millones. Si se tiene en cuenta que gran parte de ellos corresponde a acreencias de organismos públicos y deudas garantizadas, y si además se consideran los desembolsos de organismos internacionales (BM y BID), existe una brecha de financiamiento de u$s 4.500 millones para 2010", evaluó Abeceb.com.

Para la consultora, "para el 2010 podría ser superior si el sector público nacional incurre en un déficit primario" y señaló que "la mala noticia es que, si gastos mantienen la tasa de crecimiento observada en los primeros ocho meses del año, el sector público nacional finalizará el próximo ejercicio con un déficit primario de 1% del PBI". Con esa proyección , "la brecha de financiamiento pasaría de u$s 4.500 millones a una de u$s 7.800 millones" el próximo año.

Según el trabajo presentado antes de conocerse la voluntad del Gobierno de reabrir el canje, el trabajo destacó como "buena noticia" que "por ahora, se mantienen las condiciones propicias en el mercado internacional, con el retorno del apetito por el riesgo y la tendencia de descenso del riesgo país en los países emergentes" para que la Argentina coloque nueva deuda.

A partir de julio, un grupo de países emergentes logró colocar u$s 8.000 millones en el mercado internacional (Brasil, Perú, Polonia, Turquía y Sudáfrica) a una tasa promedio del 7%. "Eso refleja que hay suficiente liquidez en el mercado para encarar una colocación de u$s 1.000 / u$s 1.500 millones. Claro que los países mencionados tienen un nivel de riesgo país inferior a los 300 puntos, cuando el de Argentina se ubica en 700 puntos, lo que implicaría que el costo financiero para una posible colocación sería superior al 11%", destacó.

Para la consultora, sería más prudente para el país acomodar "la tasa de crecimiento de los gastos a una más cercana al aumento de los ingresos" como la que se proyecta en el presupuesto para el próximo año con "un crecimiento del gasto primario para el año próximo del 12% interanual".

Comentá la nota