Habrá 21 finales para los 10 equipos que buscan el título

Entre los líderes y el 10º apenas hay seis puntos de diferencia. Y sólo queda un invicto: Banfield.
El Apertura 2009 tiene una particularidad que lo hace único: con más de la mitad de fechas disputadas (once), parece abierto para al menos la mitad de los equipos. Un detalle mínimo sirve para entenderlo: entre el trío de líderes (Estudiantes, Banfield y Newell's) y el décimo de la tabla, Rosario Central, hay apenas seis puntos de diferencia cuando quedan 24 por disputarse.

Pero no sólo eso, entre los otros equipos que no pertenecen al top ten hay otros tres (Lanús, Huracán y River) con pretensiones serias de acceder a la Copa Libertadores 2010 a través de la Tabla Anual Acumulada.

La definición del título tendrá algunos condicionantes. Por ejemplo, Estudiantes disputará entre el 9 y el 19 de diciembre el Mundial de Clubes, en su condición de campeón de la Libertadores. Eso obligará a que adelante la disputa de sus últimos dos encuentros (frente a Central, por la 18ª; y contra Colón, por la 19ª). Mucho dependerá de esos encuentros el desenlace del torneo.

Banfield, el único invicto y la gran revelación a esta altura, también resultará un factor decisivo: sus próximos cuatro encuentros serán ante rivales directos (Estudiantes, San Lorenzo, Vélez e Independiente). Lo dijo su técnico, Julio César Falcioni: "Si llegamos a la fecha 15 en esta posición, todo será posible". Este Banfield tiene, además, dos aspectos valiosos: está protagonizando el mejor comienzo de su historia y cuenta con el arco menos vencido (a Cristian Lucchetti sólo le hicieron cinco goles), un rasgo de solidez. En el último Clausura, se consagró el equipo que menos goles recibió (Vélez) por delante del más goleador (Huracán, que resultó subcampeón).

Entre las curiosidades que abundan en este Apertura hay una que terminará con al menos una racha inmejorable. Diego Simeone -DT de San Lorenzo- y Américo Gallego -técnico de Independiente- siempre que dirigieron por primera vez un torneo entero sus equipos fueron campeones. Le pasó al Cholo en Estudiantes y en River; y al Tolo en River (dos veces), en su primer ciclo con el Rey de Copas y en Newell's.

Juan Román Riquelme es un personaje clave de esta definición. En un Boca que pretende sumarse a la pelea de arremetida, estará ausente -en el mejor de los casos- hasta faltando dos fechas. Sin embargo, él ya ofreció un posible candidato para competirle a Alfio Basile y los suyos: "Me gusta cómo juega Independiente", dijo.

En las ocho fechas que restan habrá 21 encuentros entre los diez primeros (ver Candidatos...). Incluso, cuatro de ellos sucederán en la última fecha, que se jugará en el fin de semana del 11 al 13 de diciembre.

Se trata de un torneo muy equilibrado y cuya definición asoma incierta entre históricos grandes (San Lorenzo, Independiente y Boca) y otros siete con pretensiones de campeón. Incluso no resultaría raro un desenlace con desempate incluido. Hasta ahora, desde que se disputan los torneos de 19 fechas, hubo dos antecedentes: en el Apertura 2006, Estudiantes le ganó una final a Boca, en Vélez; y en el Apertura 2008, el torneo se resolvió en un Triangular en el que Boca fue primero; Tigre, segundo; y San Lorenzo, tercero.

Entre los diez equipos que están arriba hay dos que nunca fueron campeones en la máxima categoría: Banfield, cuya mejor campaña fue el subcampeonato de 1951; y Colón, que terminó segundo en 1997. Y hay otros dos que nunca ganaron en la era de los torneos cortos (se disputan desde la temporada 91/92): Argentinos, que no es campeón desde 1985; y Rosario Central, que obtuvo su último título en la campaña 86/87, recién llegado de la B. Ellos también se jugarán una cita con la historia. En este Apertura todo parece posible. Y, básicamente, todo está por verse.

Comentá la nota