No habrá expropiación de tierras en la Margen Sur

Vecinos de la Margen Sur postergaron por más de dos horas la sesión especial del Concejo Deliberante realizada ayer, tratando de imponer un proyecto para la expropiación de tierras que ocupan en ese sector. Sin embargo, la iniciativa -impulsada desde el ARI- fue girada a comisión por decisión de la UCR, el PJ y el MPF. Asimismo, los ediles avalaron al Municipio a fin que inicie los reclamos judiciales para el cobro de la deuda que mantiene el Gobierno provincial.
En el marco de la sesión especial realizada ayer, los bloques de la UCR, PJ y MPF decidieron pasar a comisión un proyecto impulsado por el ARI para expropiar tierras que un grupo de vecinos ocupa en asentamientos de la Margen Sur, quienes postergaron por más de dos horas el inicio del debate tratando de imponer una iniciativa similar presentada a los ediles.

Precisamente estas personas concurrieron hasta el Concejo Deliberante reclamando una reunión para que se aprobara el proyecto que habían elaborado, y que en líneas generales guarda similitudes con el que presentaron los concejales del bloque ARI, proponiendo que las tierras que actualmente ocupan estos vecinos sean expropiadas por el Municipio.

El cuerpo de Concejales atendió a los vecinos por más de dos horas, sentando postura contraria al pedido, quienes manifestaron su disconformidad por la decisión de los ediles de no acompañar la iniciativa.

Comenzada la sesión especial, el debate fue presidido por el presidente del Concejo Deliberante Juan Rodríguez, y contó con la presencia de sus pares José Ojeda, Gustavo Longhi, Miriam Boyadjián, Ariel Pagella, Raúl Moreira y Marisa Montero.

Longhi (Ver nota aparte) cuestionó la postura de sus pares y reprochó al Municipio por la falta de voluntad para resolver la situación de los asentamientos en la Margen Sur, por lo que Ariel Pagella (UCR) replicó las críticas del arista y descalificó las acusaciones entendiendo que «la responsabilidad primaria de los representantes municipales es reclamar los recursos que le corresponden», en clara referencia a la deuda que el Gobierno mantiene con el Ejecutivo Municipal, cuyo reclamo acompañaron por mayoría los concejales.

«Para dar soluciones es necesario contar con los recursos, ya que no se pueden solucionar los problemas con buena onda o con ideas, hay que tener los recursos», remarcó Pagella, enfatizando que con los recursos que adeuda la provincia al Municipio se podría encarar «una urbanización similar a la que se hizo en Chacra XI por parte del Municipio, donde se otorgaron 800 soluciones habitacionales».

«No es el Municipio el único responsable de la crisis habitacional», fustigó Pagella, entendiendo que si la administración provincial «resuelve las viviendas de Chacra XIII, las viviendas sociales y el Plan Arraigo, un alto porcentaje del problema habitacional estaría resuelto».

Finalmente, la controversia se resolvió a favor del proyecto consensuado entre los bloques de la UCR, el PJ y el MoPoF, donde se avala al Municipio para «iniciar las acciones administrativas y judiciales por deudas provinciales».

Consultado al respecto, Pipo Rodríguez respaldó el reclamo del Municipio por la deuda de la gestión Ríos, señalando que «lo fundamental de esta herramienta legislativa que hoy le damos al Ejecutivo Municipal no pasa por otorgarle una facultad que ya tiene, que es la de intimar al Gobierno por los recursos que le son propios, sino que lo principal es que hemos votado una ordenanza que busca un principio de solución definitiva a la crisis habitacional de la ciudad».

«Lo importante es la posibilidad que le damos al Intendente para que haga uso de los recursos que le adeuda la provincia, para la compra de tierras y su urbanización, porque en la misma establecemos que la compra se pueda realizar hasta en un plazo de 36 meses con lo cual, también le damos la facultad para que ya pueda iniciar los trámites para la apertura de licitaciones, compras o canjes de tierras, con un objetivo claro, la solución de la crisis habitacional», concluyó.

Comentá la nota