Hoy habrá diálogo entre los empleados y el ministro de Salud Oscar Balverdi

El personal de la OSP sigue en asamblea permanente pero espera avanzar con el funcionario del área en soluciones a sus reclamos de cambio de escalafón. La interventora respaldó el reclamo y aseguró que, aunque a menor ritmo, durante las protestas se siguió atendiendo a los afiliados.
Los empleados de la Dirección de Obra Social de la Provincia (OSP) mantendrán hoy una reunión con el ministro de Salud, Oscar Balverdi, donde renovarán su reclamo de contar con un régimen diferencial respecto al resto de los empleados públicos de la provincia.

De todos modos, se sabe de antemano que no habrá una modificación inmediata, "pensamos que si es posible entablar un dialogo a futuro, donde se pueda llegar a arreglar, porque todo conflicto tiene un punto de solución". La expresión pertenece a la interventora de la Obra Social, licenciada Susana Lozano de Hernández, quien antes de ayer logró establecer un impasse con los empleados para buscar la apertura del diálogo. Es que están en un estado de asamblea permanente y cada tanto dejan de atender a los afiliados que en gran número llegan hasta el local a realizar sus trámites, para deliberar.

"Yo siempre me quedo al pie del cañón cuando hay estas situaciones, para ver cómo podemos solucionar los problemas entre quienes estamos trabajando, las autoridades y los responsables", dijo la titular de la repartición, aunque reconoció que "es bastante difícil, ya que los afiliados no tienen por qué entenderlo, porque vienen a la obra social con sus problemas a solucionarlos. Dicen tenemos al día los aportes y reclaman ser atendidos".

De todos modos, Hernández aseguró que "aún en asamblea en todas las áreas queda personal atendiendo al público", aunque reconoció que "la dinámica de atención no es la misma porque en vez de haber tres o cuatro empleados hay uno o dos, pero no se interrumpe la atención al público en ningún momento cuando hay asambleas. Sí hay demoras, pero estamos muy preocupados en solucionarlo".

La forma encontrada "es que el ministro de Salud sea el interlocutor con la comisión salarial" y que "creo que no va a haber un arreglo hoy, en función a que todos sabemos que el Gobernador dijo que no habrá un arreglo salarial para la administración pública en lo que queda del año, pero sí un diálogo entre las partes".

"Lo que piden es la mejora o cambio del escalafón al que pertenecen", dijo la interventora, quien reconoció que "esto viene desde hace mucho, cuando donde estaba la Caja de Jubilación junto con la obra social y donde recibieron una bonificación por extensión horaria por el hecho de que el personal trabaja hasta las 15.00".

La funcionaria dijo que "éste es un lugar muy crítico, donde la atención en el 90 por ciento es con el público. Lo de servicios es muy duro y sobre todo en materia de salud, donde nadie viene por placer y todos vienen con su problema, algunos con una postura desde el llanto, dolor y angustia y otros agresivos hacia el personal".

Hernández sostuvo que "creo que el reclamo de la gente que trabaja en lugares críticos como éste deben ser tenidos en cuenta", y que "además hay mucho personal con mucha antigüedad y hay un desgaste del cual puedo dar fe, ya que todos los días no son iguales y en el día a día, desde el comienzo hasta última hora hay que solucionar problemas de salud y eso no es fácil".

Puso como ejemplo que "ayer a las 15.00 tuvimos una situación complicada con una derivación que había que hacer a Buenos Aires y el personal se quedó, lo que es habitual y muchas veces se exceden hasta los horarios de trabajo cuando hay que solucionar temas importantes".

Ante una consulta, la interventora dijo que "yo siempre valoro el trabajo de la gente, porque toda mi vida he trabajado en este tema y sé que el tema salud es muy sensible y duro manejarlo", tras lo que aseguró que "a todos los que trabajan en salud se les deben reconocer su trabajo, mas allá del trabajo que puede ser de rutina o de escritorio".

Comentá la nota