No habrá despidos en hotelería y gastronomía

Empresarios y gremio acordaron en Bariloche. En la ciudad la ocupación es de entre el 20 y 30%.
El empresariado y el gremio hotelero gastronómico de esta ciudad suscribieron ayer un inédito acuerdo que garantiza la continuidad de unos 7.000 puestos de trabajo, estables y temporarios, más allá de las consecuencias económicas de la crisis turística provocada por la pandemia de gripe A.

A diez días de iniciada la temporada alta, la caída de la actividad turística se evidencia como una de las más profundas de los últimos años. La ocupación hotelera oscila entre un 20% y un 30% de las plazas disponibles según la categoría, la afluencia de visitantes brasileños se retrajo en un 70 % y el segmento estudiantil fue completamente suspendido.

El titular de la Asociación Hotelera-Gastronómica, Omar Costa, sostuvo que "esta es la peor crisis de los últimos años, supera ampliamente el hantavirus y las cenizas", mientras que el dirigente de Federación Hotelero Gastronómica, Ricardo Rimoldi, señaló que "hay una caída fenomenal de las reservas" que proyecta un oscuro panorama para lo que resta del invierno.

Rimoldi reconoció que la situación planteada "podría generar una emergencia social de proporciones" si los empresarios apelaran a las suspensiones de hasta 65 días sin goce de haberes que les permite la ley para superar la crisis y equilibrar las pérdidas provocadas por la suspensión de "las actividades productivas".

El "acuerdo zonal", que demandó 10 días de negociaciones bajo la coordinación de la secretaría de Trabajo provincial, fue suscripto por varios representantes de la Federación Hotelero Gastronómica (Fehgra), la Asociación de Hoteles de Turismo, el sindicato hotelero gastronómico Uthgra que promovió el acercamiento.

En ese documento el empresariado se comprometió a no suspender ni despedir a ningún trabajador del sector durante el período de crisis establecido entre las partes que se extenderá -en forma retroactiva- desde 1 de julio hasta el 30 de noviembre.

Las garantías laborales acordadas alcanzan incluso a los trabajadores temporarios que no se hayan incorporado a sus tareas por razones de "fuerza mayor" que percibirán un "adelanto de sueldo" de $56 por cada día no trabajado hasta un valor mensual de $1.700.

Además se respetarán los tiempos mínimos de contratación establecidos en los convenios zonales y se suspenderá la liquidación de los plus de tem- porada en algunos segmentos.

En contrapartida, los empleadores quedaron facultados a solicitar a su personal la realización de tareas de menor categoría "en forma transitoria y excepcional" y siempre que no representen un "menoscabo" al trabajador. En ese mismo período la obra social de sindicato brindará cobertura al personal temporario reconocido en el acuerdo, con la sola presentación del recibo de sueldo del año anterior (julio 2008) que acredite su condición de trabajador eventual.

El entendimiento fue señalado como un "hecho absolutamente novedoso" por el secretario General de Utghra, Ovidio Zúñiga, quien ponderó la "buena predisposición" y la "responsabilidad social" demostrada por los empresarios.

Comentá la nota