Habrá créditos para comprar 0 km y electrodomésticos a tasa blanda

El crédito para adquirir autos será a cuatro años, con tasa fija el primero. Se podrá comprar hasta 90% de la unidad con interés del 11%. Para el consumo el plazo máximo es 12 meses
En un reconocimiento de que la debacle mundial ya golpea la economía del país, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció otro plan anticrisis que tiene como norte reactivar el crédito para alentar el consumo y financiar a distintos sectores de la economía. En definitiva, un intento por sortear el fantasma de la recesión.

Restan definirse varios detalles del programa, tarea que deberá llevar adelante en las próximas horas la flamante ministra de la Producción, Débora Giorgi, junto al resto de los integrantes del ala económica del Gobierno. Sin embargo, trascendieron los principales lineamientos del plan:

n Paquete: Los $ 13.200 millones que conforman el paquete anticrisis están compuestos por $ 7.500 millones de los plazos fijos que poseían las AFJP, que ahora están en poder de la ANSeS. El 90% de estos depósitos están colocados a 60 días, por lo que se extenderán a un año. El mismo destino tendrán los $ 2.700 millones que la ANSeS tenía en plazos fijos de entre 90 y 120 días en el Banco Nación. El dinero restante hasta llegar a completar los $ 13.200 millones provendrá de las Letras del Banco Central (Lebac) que están en poder del organismo que dirige Amado Boudou. Según las fuentes, ese organismo tiene unos $ 3.200 millones en Lebac.

n Licitación: Los bancos se presentarán a licitación para acceder a los fondos en cuestión. El Gobierno estableció una tasa testigo del 11 % en pesos y 7% en dólares. De acuerdo al spread que cobre cada entidad para colocar el dinero se determinará la oferta más baja, que obtendrán el fondeo. El Banco Nación corre con una ventaja, ya que tendrá una tasa testigo de un punto porcentual menos. Sin embargo, en el Gobierno aseguran que cada banco tendrá alguna fortaleza. “El Credicoop califica fuerte entre las pymes, mientras que el Galicia entre los consumidores”, afirman en la Rosada.

n Plazos: En cuanto a los plazos, los créditos para el consumo serán a 12 meses. En el caso de las empresas se utilizarán fideicomisos para generar financiamiento a más largo plazo. Para las pymes los plazos van de 12 a 36 meses; a la vez que los créditos para prefinanciar exportaciones irán de 90 a 180 días.

n Autos: Se podrán adquirir rodados con un crédito a 48 meses. Se destinarán unos $ 3.000 millones a préstamos prendarios, de hasta el 90% del valor del auto y en cuotas fijas. Se calcula que habrá una oferta de 100 mil créditos. Los bancos ofrecerán durante los primeros 12 meses el préstamo a tasa fija y luego se regirá por el swap que determine el Banco Central. A partir de ahora el Gobierno deberá negociar con las terminales automotrices, que tendrán que ofrecer el modelo más económico de la marca, y mejorar el precio resignando rentabilidad. Podrán acceder a estos créditos quienes no figuren en los últimos cinco años como titulares de un cero kilómetro en el Registro del Automotor.

n Electrodomésticos: Según se anunció, los electrodomésticos están incluidos –al igual que vestimenta, calzado y turismo– en los créditos para consumo. Allí se aplicarán fideicomisos a los cuales los empresarios accederán presentando un programa en la secretaría que regule su actividad. Los préstamos a la línea blanca serán para aquellos productos armados o producidos en el país, que utilicen mano de obra nacional. El Gobierno calcula destinar unos $ 5.000 millones, que representarían cerca de 700 mil créditos.

n Licitaciones: El manual de procedimiento para la licitación de los créditos esta siendo elaborado por el Superintendente de AFJP, Sergio Chodos, y técnicos del Banco Central. Se licitará a través del Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la primera subas seré el 15 de diciembre próximo.

Comentá la nota