"Habrá un control cada vez más estricto de industrias".

Se manifestó a favor de auditoría constante, con muestras permanentes e inversión en los laboratorios para mermar la contaminación.
"Tiene que haber una auditoría permanente, con muestras cada vez más cercanas en el tiempo, y trabajar fuerte en equipar los laboratorios tanto de Santiago como de Tucumán, además de más proyectos y trabajos de control y de reconversión industrial y así ver los resultados de que vayan bajando los niveles de contaminación de la cuenca", expresó ayer Fernando Melillo, secretario de Política Ambiental nacional.

Melillo participó de la reunión interjurisdiccional del Comité de Cuenca Salí-Dulce, y prometió que "va a haber un control cada vez más estricto" a las industrias.

En relación a la obligatoriedad del Plan de Reconversión Industrial, Melillo indicó que "no están dadas las condiciones, porque tienen que estar dados los reaseguros para que sea operativo, de lo contrario no resuelve sino complica los problemas".

Destacó la posibilidad de replicar el modelo de Comité de Cuenca, como también lo pidió el defensor del Pueblo santiagueño, promoviendo sistemas de participación, con gestión integrada de los comités. Además, hace falta educación ambiental y participación ciudadana, añadió. Sobre la obligatoriedad, indicó que debe tener un trámite parlamentario.

Postura nacional

Al referirse a la tarea del Comité de Cuenca, Melillo, comentó que existe una decisión de "fortalecer" este tipo de encuentros técnicos, y no trabajar en forma aislada o provincial.

"Vamos a seguir este proceso y participaremos de la reunión haciendo el seguimiento y avance", indicó el funcionario.

Mineras

Respecto de las explotaciones mineras como la de Agua Rica, que volcará sus efluentes en el DP2 y llegaría al embalse, indicó que "se han generado recursos técnicos para que pueda haber producción limpia".

En este sentido explicó que hay un tema de riqueza natural que pertenece a las provincias, y otro aspecto que tiene que ver con las aguas, y se mostró a favor de lograr "un equilibrio entre producción y ambiente".

"No queremos que para abaratar costos y acrecentar lucros no se hagan las inversiones necesarias para que la explotación minera no afecte el medio ambiente". Entonces, sostuvo que "no hay una solución fácil, por los intereses encontrados, pero sí puede haber solución".

Visitarán los ingenios tucumanos

El secretario del Agua, Abel Tévez, informó a Nuevo Diario que se han programado visitas a ingenios tucumanos para ver cómo han avanzado en el mejoramiento del tratamiento de los residuos líquidos industriales que se vierten a la cuenca. También se fijaron fechas para la reunión del Grupo de Gestión de Tiempo Real, y evaluaron informes en 2007 y 2008. Recordó que las tareas de monitoreo en el embalse y los ríos tributarios se vienen haciendo de manera sostenida desde el año pasado, aunque aseguró que el inicio de la zafra "nos va a obligar a prestar mayor atención porque empieza un período crítico, así que volcaremos todos los esfuerzos y haremos todos los controles necesarios para ver en qué medida esto afecta el embalse y la cuenca". Tévez señaló que sin duda "hemos logrado ganar experiencias y perfeccionado el funcionamiento de equipos y creo que vamos a estar en mejores condiciones para poder controlar".

Comentá la nota