Habrá cambios en el revalúo: impactará más en el centro

El Concejo modificará la suba en el Inmobiliario. Pagarán más los barrios que reciban todos los servicios. Las zonas con menos prestaciones recibirán un ajuste menor. El PJ apoya la idea
En 2009 habrá revalúo inmobiliario pero no será como lo proyectó el gobierno municipal. En el Concejo Deliberante, el bloque oficialista ha introducido cambios en el proyecto que harán que el impacto mayor del aumento impositivo se sienta en el microcentro y en las zonas más acomodadas de la ciudad.

Así, el oficialismo busca conseguir un acuerdo con el PJ y darle al presupuesto 2009 mayor fuerza política. De todas formas, Eduardo Yuni, presidente del Concejo, ya advirtió que no saldrá ningún proyecto sin antes consultarlo con el intendente Juan Jure.

¿Cuáles serán los cambios? En la propuesta que envió el Ejecutivo se establecían seis zonas. Sólo Alberdi, Fénix y Las Ferias, barrios incluidos en la zona 6, iban a quedar a salvo del reajuste. Pero en el resto de la ciudad los aumentos promediarían el 100 por ciento, con picos del 300 por ciento.

Banda Norte, por ejemplo, recibiría una suba del 150 por ciento y el macrocentro debería pagar un 84 por ciento más.

El justicialismo, que aprobó el presupuesto en primera lectura, advirtió que el esquema es injusto y que no va a votarlo en segunda lectura si no hay cambios profundos.

Desde entonces, se estudian las modificaciones. El esquema en el que trabaja el oficialismo -con el seguimiento del PJ- es que paguen más por el Inmobiliario los barrios que gozan de más servicios. Un ejemplo claro es el microcentro: en ese sector, el 100 por ciento de las calles están asfaltadas, la frecuencia de barrido es diaria y Gamsur recoge las bolsas de residuos todos los días de la semana. Por lo tanto, el Estado tiene que gastar más en esa zona que en otras. Entonces, los contribuyentes que viven en el microcentro, deberán pagar un aumento mayor.

“No podemos hacer que los barrios con calles de tierra, que tienen recolección de residuos tres veces a la semana y un servicio de alumbrado que no tiene nada que ver con el del microcentro, financien a las franjas más acomodadas de la ciudad”, manifestó un miembro del oficialismo.

El criterio será que el pago del impuesto Inmobiliario sea proporcional a los servicios que recibe cada barrio de la ciudad. Entonces, un sector de barrio Alberdi, que estaba excluido del aumento pero que tiene todos los servicios, ahora deberá pagar más. La idea es equiparar el Inmobiliario riocuartense al ABL (Alumbrado, Barrido y Limpieza) que se usa, por ejemplo, en Capital Federal.

Todavía no están definidos los porcentajes de aumento para cada zona pero el oficialismo pretende que, en total, el gobierno recaude lo mismo que se preveía en el otro sistema. Es decir, la recaudación por el Inmobiliario crecerá 1 millón de pesos mensuales con el incremento pero las cargas se distribuirán de otra manera.

El justicialismo coincide con el esquema pero no acepta un aumento impositivo que supere el 30 o 40 por ciento. Si se tiene en cuenta que el gobierno había planteado una suba promedio del 100 por ciento, entonces, la posibilidad de un acuerdo está muy lejana. Por más que se distribuyan distinto las cargas, habrá zonas con incrementos muy fuertes.

El PJ apoya el concepto pero está lejos en los porcentajes. “La base de la discusión es que los que tienen más servicios paguen más. Es algo que está contemplado en nuestra propuesta. Pero además pedimos que algunos sectores queden exceptuados del aumento. Por ejemplo, los vecinos de Pizarro, que tienen sus viviendas destruidas por el ascenso de las napas, estaban incluidos en un aumento del 84 por ciento. Nosotros decimos que sus propiedades perdieron gran parte del valor y que no podemos castigarlos con un aumento”, manifestó Víctor Núñez, jefe del bloque justicialista.

Otro aspecto que se discutirá es el artículo 10 de la ordenanza del impuesto Inmobiliario, que contempla aumentos automáticos de acuerdo al Índice de Variación Salarial del INDEC. En el bloque oficialista sostienen que ese artículo que envió el gobierno contempla una indexación y, por lo tanto, no puede aplicarse. Están diseñando, en cambio, una fórmula polinómica que contemple los rubros en los que más gasta el Estado: personal, servicio de higiene urbana, servicio de mantenimiento de la red eléctrica y repuestos para la maquinaria. Recién cuando el aumento global supere un límite, el gobierno podría pedirle al Concejo un reajuste en el Inmobiliario. El PJ sostiene que no acompañará esa fórmula de reajuste.

Comentá la nota