Habrá cambios en el Ministerio de Seguridad.

El ministro Ciurca armará un nuevo equipo de colaboradores, aunque ello sólo signifique el enroque de los actuales.
El ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, tendrá un nuevo armado en su equipo de colaboradores, aunque ello no signifique la incorporación de nuevos funcionarios sino sólo el enroque de los actuales.

La subsecretaría de Seguridad pasará a ser operada por el comisario general Luis Parigi, quien hasta ahora se desempañaba como director general de Policía. Desde la oficina de prensa se ponderó el perfil más comunicativo del comisario Parigi, por lo que se descuenta que será uno de los principales apoyos del ministro en su habitual presencia en el escenario de los hechos delictivos más descollantes.

Su anterior titular, el comisario Orlando Rozas, pasará a ocupar un cargo vinculado a la coordinación del personal. La decisión, se informó, apunta a valorar algo tan necesario como es la buena relación con el personal.

Para la función de director general de la Policía se designó a Juan Carlos Caleri, hasta ahora jefe de Investigaciones.

Tratando de alejar todo tipo de especulaciones se señaló que el interés de Gobierno es, a un año de la gestión de Carlos Ciurca, oxigenar la cúpula de mando dándole una nueva impronta. Con lo que se puede observar el peso político propio que ha cobrado el titular de la cartera con el correr de los meses a pesar del poco éxito demostrado.

El Ministerio de Seguridad sigue estando en el centro de los desvelos del Gobierno, mientras la acción delictiva siga siendo el motivo de mayor preocupación de los mendocinos.

Las políticas diseñadas para prevenir ciertos delitos contra la propiedad y contra las personas dependen mucho de la articulación entre los objetivos fijados en la planificación y los funcionaros designados para llevarla a cabo.

Ese aspecto es el que ha tenido en cuenta el Poder Ejecutivo para realizar algunos cambios en la estructura de la cúpula del ministerio de la calle Salta de Godoy Cruz.

Comentá la nota