No habrá aumentos de impuestos pero sí más controles fiscales

En enero detectaron que 48% de los comercios de los barrios de la capital no tributa sus obligaciones fiscales.
Desde comienzos de 2009, el Gobierno de la Provincia trabaja para "sumar nuevos contribuyentes con el fin de hacer frente a la crisis económica mundial, de la cual Salta no es ajena", ratificó ayer Alejandro Levín, director adjunto de la Dirección General de Rentas (DGR), organismo encargado de administrar recursos destinados a educación, salud y seguridad, como así también aquellos montos destinados a cubrir necesidades de emergencia como las que atraviesan en estos días los habitantes del norte provincial.

El funcionario explicó que "el objetivo es mejorar los ingresos fiscales sin aumentar alícuotas y montos mínimos, que son obligatorios para toda actividad económica" y remarcó que "no hay igualdad entre los ciudadanos si no hay justicia tributaria".

Durante el mes de enero los auditores visitaron 337 locales comerciales en la capital salteña. De los datos oficiales se desprende que en el centro de la ciudad 2 de cada 10 comercios está en situación irregular, mientras en los barrios sucede lo propio en el 48 % de los locales.

Los rastrillajes se están ejecutando también en el interior de la provincia. Uno de los ejemplos más contundentes de la evasión impositiva se detectó en la localidad de Cafayate, donde "el 69 % de los comercios auditados estaba incumpliendo con sus aportes al fisco".

Durante los procedimientos, que también se realizaron en Vaqueros, Cerrillos, Iruya y Cachi, también se verificó la correcta emisión de los comprobantes de las operaciones comerciales, como parte de la lucha contra el comercio ilegal que expone a la competencia desigual a quienes pagan sus impuestos.

Ya se han labrado actas de clausura en aquellos negocios que no estaban inscriptos, liquidaban mal el impuesto a las actividades económicas o no emitían comprobantes de venta", sostuvo Levín, y agregó que en cada caso "se entregaron instructivos sobre los pasos a seguir y se otorgan plazos para la normalización fiscal". También sostuvo que "el aporte mínimo de un contribuyente es de 40 pesos mensuales, un monto relativamente bajo en relación a las sanciones por incumplimiento tributario".

Mayor control

Para evitar la evasión de los grandes contribuyentes, se creó la División de Inteligencia Fiscal encargada de "realizar el cruce informativo con las tarjetas de crédito, bancos y bases de datos de AFIP, para determinar sus ingresos reales", confirmó Levín. "El trabajo permanente está a cargo de auditores especializados en la fiscalización de actividades complejas como los servicios financieros, empresas de seguros, empresas mineras y petroleras, entre otras", añadió.

Prórroga en Tartagal

Si bien aún no se ha hecho oficial, puertas adentro de Casa de Gobierno se está considerando la prórroga del pago de impuestos por parte de los contribuyentes damnificados por el alud que afectó la localidad de Tartagal. La medida sería anunciada en las próximas horas y contemplaría además las situaciones particulares.

Comentá la nota