Habrá aumentos de hasta 25% en los peajes de las autopistas porteñas

 Habrá aumentos de hasta 25% en los peajes de las autopistas porteñas
El gobierno porteño modificará las tarifas de los accesos a Capital para incrementar la recaudación de la empresa concesionaria y desestimar el ingreso de automóviles
A poco casi un año de haber entrado en vigencia un nuevo cuadro tarifario que implementó aumentos de hasta 300%, la administración de Mauricio Macri volverá a aplicar una nueva suba en el precio de los peajes de las autopistas porteñas.

La decisión involucra los accesos a la Capital Federal controlados por Ausa, una sociedad anónima cuyo accionista principal es el gobierno porteño con 99.97% del capital y el 0.03% restante pertenece a Subterráneos de Buenos Aires.

La empresa estatal tiene a su cargo una red de 40,4 kilómetros que incluye las concesiones de las autopistas Perito Moreno, 25 de Mayo, Arturo Ilia, Dellepiane, 9 de Julio Sur y Presidente Cámpora.

Desde octubre del año pasado ya rige un cuadro tarifario cuyos valores parten de los 50 centavos y llegan a los $ 56 según el horario y el vehículo. De hecho, los autos particulares afrontaron la suba mas fuerte los días hábiles entre las 7 y las 10 mano a la Capital, y entre las 17 y las 20 en dirección a Provincia con costos que pasaron de los 50 centavos a los $ 4 en el peaje Dellepiane. En el resto de los accesos también se prevén subas por montos parecidos.

Ahora, la administración PRO planteará nuevas tarifas con diferentes precios para respetar la misma modalidad actualmente en vigencia pero que según fuentes oficiales rondarían aumentos del 17,5%.

"La idea es actualizar los valores que, por el aumento del costo de vida, han quedado algo retrasados", aseguraron otras fuentes cercanas al despacho de Mauricio Macri en la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Según los funcionarios, los aumentos servirán para encuadrar la ecuación económico-financiera de AUSA a la obligación que tiene la empresa de que sus costos no superen el 40% de sus ingresos anuales, estimados en $ 200 millones.

También consideraron que los incrementos "servirán para continuar con nuestra tarea de desincentivar el uso del automóvil particular como medio de transporte para llegar a la Capital Federal y así intentar mejorar el caos en el tránsito".

Ayer, el gobierno porteño oficializó el llamado a una audiencia pública para el 20 de octubre en la cual se tratarán las modificaciones y que será presidida por las autoridades del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad de Buenos Aires.

De la audiencia podrán participar todas aquellas organizaciones interesadas en opinar sobre las nuevas tarifas que, de acuerdo a lo ya publicado por el gobierno porteño en el Boletín Oficial, incrementarán de $ 1 a $ 1,25 el costo del peaje para los automovilistas que ingresen a Capital por la autopista Ilia en horario no pico. Cuando lo hagan en los momentos de mayor circulación (entre las 7 y las 10, y las 17 y las 20) el precio subirá de $ 1,50 a $ 1,75.

Estos aumentos se sumarían a los solicitados por Ausol. La concesionaria de la Panamericana y la avenida General Paz también reclama incrementos tarifarios cercanos al 30%.

Para Ricardo Lasca, Coordinador del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (Conaduv), los aumentos llegarían al 30% y no contemplarían las necesidades de los automovilistas. "Nunca demuestran cuál es la ventaja para los usuarios tal como marca la ley que obliga a los concesionarios a demostrar que las tarifas tienen una contraprestación, un beneficio genuino para los usuarios".

Como ejemplo, recordó que "no se han hecho obras de relevancia en ninguna de las autopistas a las que ahora se les quiere aumentar nuevamente el peaje, con lo cual solo se está beneficiando a la empresa concesionaria". Lasca también cuestionó el proceso de audiencias públicas, recordando que sus conclusiones no son vinculantes y sosteniendo que "sirven nada mas que para que los usuarios hagamos terapia y descarguemos la bronca".

Comentá la nota