Habrá aumentos de hasta 20% en el inmobiliario bonaerense

Habrá aumentos de hasta 20% en el inmobiliario bonaerense
Regirá a partir de la semana que viene. La mitad de las viviendas urbanas de la Provincia recibirán un 12,3 por ciento de ajuste promedio. Pero habrá, además, un millón y medio que quedarán eximidas del pago del tributo por este año.
Unas 4,5 millones de viviendas urbanas bonaerenses registrarán cambios en el impuesto inmobiliario. La Provincia modificará la fórmula de cálculo. A partir de las modificaciones, la mitad de las viviendas urbanas recibirán aumentos del 12,3% pero habrá casos que llegarán hasta el 20%. Con todo un millón y medio de viviendas quedarán eximidas este año de pago con el nuevo plan. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli anunciará el martes el mega plan inmobiliario, que no contempla a los baldíos y los campos. La reforma fue aprobada por ley a fines del año pasado y dejó pista libre para que el contenido lo escriba el mandatario provincial y el funcionario recaudador, el titular de ARBA, Santiago Montoya.

La fórmula ahora contempla porcentaje de aumento, rangos de valuación fiscal y conducta tributaria para evaluar el perfil del contribuyente. Por eso, en algunos bolsillos, las subas sólo serían de 5 pesos por mes y en otros, habrá pequeñas rebajas respecto de 2008.

"Con este nuevo sistema de tributación, la provincia de Buenos Aires va a tener la valuación más justa de todo el país", aseguró Montoya ante la consulta de Clarín. El recaudador además consideró que el nuevo esquema dejará en un mismo pie de igualdad a todos los contribuyentes.

Los nuevos montos regirán a partir del martes. Desde ese día llegarán cartas a los bonaerenses explicando cuál es su nueva situación inmobiliaria.

De acuerdo con el Plan Inmobiliario, cerca de 4,5 millones de viviendas serán alcanzadas por el nuevo plan, pero con diferentes impactos en los bolsillos.

Un millón y medio de viviendas quedarán directamente eximidas del pago. Alcanza a una porción de jubilados, ex combatientes y hogares pobres, que recibirán tarjetas magnéticas con las que acreditarán la exención por un año.

Unas 500.000 viviendas pagarán 5 pesos menos por mes este año respecto de 2008. Son los dueños de propiedades que anualmente pagaban más que otros contribuyentes también bonaerenses con casas similares pero ubicadas en otro sector del mismo barrio. Por ejemplo, en el norte las casas ubicadas de uno u otro lado de avenida Maipú, si son iguales ahora pagarían lo mismo.

Cerca de 2,5 millones de casas pagarán más que el año pasado. Las variaciones en las cuotas irían desde 5 pesos hasta 500 pesos pero en ningún caso el impacto de la suba superará el 20% anual. En la gobernación aseguran que cerca de 2 millones de contribuyentes pagarán sólo entre 5 pesos y 30 pesos más por mes.

"El gobernador y yo garantizamos que si alguien tiene una boleta con un aumento del 20% yo le devuelvo la plata de mi bolsillo", alardeó el titular de ARBA.

Entre los que recibirán aumentos, habrá unas 250.000 viviendas con un ajuste mayor al 12,5% (aunque no pasarán el 20%). Son las viviendas que están bajo la lupa porque tributaron de manera irregular o no declararon las reformas que detectó el programa google earth de Montoya.

En el mismo universo, habrá más de 90.000 casos de hogares ricos que, como pasará con los más pobres, tampoco pagarán nada este año. Por buena conducta fiscal tendrán un crédito a favor. Es porque una ley provincial obligó al Fisco a devolver parte del Impuesto a la Riqueza.

De acuerdo con las estimaciones bonaerenses, el nuevo plan inmobiliario representará sólo 8 millones de pesos más para las arcas bonaerenses. Por eso, fuentes oficiales explicaron que el objetivo principal no fue achicar el rojo que tiene la provincia (cerró 2008 con 5.000 millones de pesos de déficit) sino incentivar el blanqueo y descomprimir la carga sobre los que siempre pagan.

Ese es el argumento de los técnicos pero los políticos le ponen otros ingredientes a las razones que motivaron el Plan Inmobiliario 2009. Dicen que los bonaerenses festejarán las mejoras en sus cuotas y marcarán la diferencia con los porteños que sufren en sus bolsillos el revalúo que el jefe de Gobierno, Mauricio Macri "hizo como quiso, sin criterios que lo respalden y sin justicia social".

Comentá la nota