Habrá asueto el 6 de mayo para una acción integral contra el dengue

El 6 de mayo en el Chaco no habrá espacio para otra cosa que no sea eliminar las condiciones que favorecen a la propagación del dengue. El gobierno acordó ayer con entidades y organismos públicos, fuerzas de seguridad, y organizaciones políticas, gremiales, empresariales y sociales, llevar a cabo en ese día una acción integral contra el mosquito que transmite la enfermedad.
El encuentro se realizó en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, que quedó repleto por la convocatoria. El encuentro fue presidido por el gobernador Jorge Capitanich, acompañado de su gabinete y del viceministro nacional de Salud, Carlos Soratti.

Si bien no se descartó que la jornada se adelante, hubo consenso en no modificarla, teniendo en cuenta que casi todos los sectores ya la tienen agendada como una Jornada Provincial de Lucha contra el Dengue, en la cual habrá asueto administrativo para permitir que la mayor cantidad de empleados públicos participe del operativo.

Además, se gestionará ante las empresas privadas de comercio y servicios- que ese día tampoco abran sus puertas, para permitir que sus trabajadores estén en sus domicilios, ya que la idea es que ninguna casa quede sin fumigar.

Por eso, como si se tratara de una jornada de censo nacional, en cada vivienda del Chaco deberá haber alguien para abrir las puertas y que se realicen las acciones de fumigación y eliminación de cacharros que correspondan.

Una lucha de todos

El gobernador convocó a toda la sociedad a participar del Día de Lucha contra el Dengue, y destacó que paralelamente se trabaja en la estructuración de vigilancia epidemiológica y un modelo de control antivectorial con el fortalecimiento de los servicios de salud, el fortalecimiento institucional de la Dirección de Epidemiología y de laboratorios "para tener un sistema de prevención atento al riesgo epidemiológico que tiene la provincia".

Capitanich señaló que "la del dengue es una lucha entre todos contra el vector" y destacó que es un tema "que excede al área de salud". Comentó así que el 6 de mayo será, por decreto, asueto administrativo para que todo el personal de la administración pública, entes descentralizados y empresas estatales participe de la movida.

"Entendemos que es un método eficaz y razonable trabajar con toda la sociedad civil en un programa de participación comunitaria", dijo y destacó que la idea del día destinado a la lucha se pretende la conformación de un comité organizativo, donde se dividan las chacras y se destinen los recursos para la realización, ya que se podrán a disposición del operativo máquinas estatales.

El operativo constará del descacharrado de las viviendas para la eliminación de los criaderos de larvas, por lo que estarán preparados camiones para la recolección y traslado de los cacharros para que inmediatamente sean enterrados.

Durante la reunión se realizaron propuestas y consultas desde los diferentes sectores para la organización del operativo, la redacción del decreto por el cual se hará la convocatoria. Además Capitanich comentó que se designará a un vecino en cada barrio para coordinar las acciones en su lugar, y esto será entendido como una carga pública, para lo cual se hará un mapeo manzana por manzana.

"Sobre la base de la voluntad de participación le daremos un encuadro organizativo para que en las próximas 72 horas podamos definir con precisión en los mapas de las localidades los mecanismos de acción directa", explicó.

Tendencia en baja

El gobernador destacó que la tendencia negativa de número de casos no es sólo producto de las bajas temperaturas sino por el descacharrado realizado por la comunidad y las fumigaciones. "Hay una curva creciente en la acumulación de casos pero es decreciente en las consultas de la guardias", dijo. Además señaló la importancia de la transmisión de la experiencia de los profesionales de la Sala de Situación y de los expertos internacionales.

"Es una contribución de todos, sin banderías de ni una naturaleza", insistió Capitanich y remarcó que "no es hora de echar culpas sino que es hora de adquirir conciencia plena, y me cabe a mí, como gobernador la responsabilidad de establecer una convocatoria para todos sin distinción, porque es una enfermedad transversal y trabajar en paralelo en términos de medidas estructurales".

Luego, a NORTE, el gobernador le dijo que en la jornada "vamos a contar con la cooperación de expertos de la Organización Panamericana de la Salud y funcionarios nacionales".

Sobre la baja de casos dijo: "Teníamos cerca de 300 casos por día y más, y ayer (por el lunes) estaban en 106 y llegarían a 150. Es decir que en algunos casos se redujo a la mitad, y menos de la mitad".

El encuentro se realizó en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, que quedó repleto por la convocatoria. El encuentro fue presidido por el gobernador Jorge Capitanich, acompañado de su gabinete y del viceministro nacional de Salud, Carlos Soratti.

Si bien no se descartó que la jornada se adelante, hubo consenso en no modificarla, teniendo en cuenta que casi todos los sectores ya la tienen agendada como una Jornada Provincial de Lucha contra el Dengue, en la cual habrá asueto administrativo para permitir que la mayor cantidad de empleados públicos participe del operativo.

Además, se gestionará ante las empresas privadas de comercio y servicios- que ese día tampoco abran sus puertas, para permitir que sus trabajadores estén en sus domicilios, ya que la idea es que ninguna casa quede sin fumigar.

Por eso, como si se tratara de una jornada de censo nacional, en cada vivienda del Chaco deberá haber alguien para abrir las puertas y que se realicen las acciones de fumigación y eliminación de cacharros que correspondan.

Una lucha de todos

El gobernador convocó a toda la sociedad a participar del Día de Lucha contra el Dengue, y destacó que paralelamente se trabaja en la estructuración de vigilancia epidemiológica y un modelo de control antivectorial con el fortalecimiento de los servicios de salud, el fortalecimiento institucional de la Dirección de Epidemiología y de laboratorios "para tener un sistema de prevención atento al riesgo epidemiológico que tiene la provincia".

Capitanich señaló que "la del dengue es una lucha entre todos contra el vector" y destacó que es un tema "que excede al área de salud". Comentó así que el 6 de mayo será, por decreto, asueto administrativo para que todo el personal de la administración pública, entes descentralizados y empresas estatales participe de la movida.

"Entendemos que es un método eficaz y razonable trabajar con toda la sociedad civil en un programa de participación comunitaria", dijo y destacó que la idea del día destinado a la lucha se pretende la conformación de un comité organizativo, donde se dividan las chacras y se destinen los recursos para la realización, ya que se podrán a disposición del operativo máquinas estatales.

El operativo constará del descacharrado de las viviendas para la eliminación de los criaderos de larvas, por lo que estarán preparados camiones para la recolección y traslado de los cacharros para que inmediatamente sean enterrados.

Durante la reunión se realizaron propuestas y consultas desde los diferentes sectores para la organización del operativo, la redacción del decreto por el cual se hará la convocatoria. Además Capitanich comentó que se designará a un vecino en cada barrio para coordinar las acciones en su lugar, y esto será entendido como una carga pública, para lo cual se hará un mapeo manzana por manzana.

"Sobre la base de la voluntad de participación le daremos un encuadro organizativo para que en las próximas 72 horas podamos definir con precisión en los mapas de las localidades los mecanismos de acción directa", explicó.

Tendencia en baja

El gobernador destacó que la tendencia negativa de número de casos no es sólo producto de las bajas temperaturas sino por el descacharrado realizado por la comunidad y las fumigaciones. "Hay una curva creciente en la acumulación de casos pero es decreciente en las consultas de la guardias", dijo. Además señaló la importancia de la transmisión de la experiencia de los profesionales de la Sala de Situación y de los expertos internacionales.

"Es una contribución de todos, sin banderías de ni una naturaleza", insistió Capitanich y remarcó que "no es hora de echar culpas sino que es hora de adquirir conciencia plena, y me cabe a mí, como gobernador la responsabilidad de establecer una convocatoria para todos sin distinción, porque es una enfermedad transversal y trabajar en paralelo en términos de medidas estructurales".

Luego, a NORTE, el gobernador le dijo que en la jornada "vamos a contar con la cooperación de expertos de la Organización Panamericana de la Salud y funcionarios nacionales".

Sobre la baja de casos dijo: "Teníamos cerca de 300 casos por día y más, y ayer (por el lunes) estaban en 106 y llegarían a 150. Es decir que en algunos casos se redujo a la mitad, y menos de la mitad".

Comentá la nota