Habló el titular de la Cámara de la Piedra y lo tildaron de deudor impositivo incobrable

Rodolfo Guerra habló de derechos adquiridos de las empresas y el presidente del Concejo Deliberante arremetió con dureza. Frolik le endilgó una deuda incobrable con el Municipio de una minera ya desactivada.
El responsable de la Cámara de la Piedra en la provincia, Rodolfo Guerra, se quejó ayer públicamente porque no fueron convocados para el diseño de la nueva legislación minera y desde Tandil, inmediatamente, le endilgaron una millonaria deuda en materia impositiva por su actuación en una cantera ya desactivada.

"Desde la Cámara seguimos atentos todos estos avatares que llevan muchos años, hacia una actividad que aparentemente –y lo remarco- está generando problemas en la sociedad", aseguró ayer Guerra, en diálogo con Multimedios El Eco.

Para el empresario existe preocupación, "porque la Cámara nunca estuvo presente en ninguna charla o negociación con las autoridades del Gobierno, nunca estuvimos con Scioli y lo único que hemos tenido son conversaciones con funcionarios de la Provincia".

Guerra recordó que desde allí realizan "controles que antes hacía el Municipio y han dado sus réditos, porque hemos demostrado que se puede trabajar perfectamente en armonía con otras actividades".

Sobre la ausencia de convocatoria a la entidad mientras se avanza con una legislación que los regulará, reiteró que "en realidad nos interesa que nos escuchen porque hemos tratado de aprender de la experiencia de otros".

En tal sentido, mencionó que en 2008 se realizó un congreso internacional en la materia. "Tuvo una aceptación interesante con 618 personas que participaron con trabajos y experiencias, de Latinoamérica y España, también especialistas de Holanda, donde hemos sido reconocidos como un país que quiere hacer las cosas bien".

Es más, a diferencia de quienes indican ausencia de políticas ambientales, Guerra aseveró que "Buenos Aires supo ser la primera provincia minera, hasta los megaproyectos de cobre, oro y plata, por lo que tiene mucho para dar todavía, y que sin embargo un problema que podría ser resuelto sin tanto cuestionamiento como pasa en Tandil, cuando ha sido resuelto en otras partes del mundo".

Además de esta localidad, el desarrollo minero también data de mucho tiempo en localidades como Olavarría, pero con algunas diferencias. "Es una población que aceptó desde sus comienzos que la actividad es importante para el partido y Tandil, a pesar que tiene yacimientos desde hace 140 años, pareciera que en los últimos años ha sido muy cuestionada".

Para Guerra la colisión entre el desarrollo de la actividad y los intereses ambientales se instaló hace 15 años, aún con la administración del fallecido Julio José Zanatelli. "Que se desarrolle generando el mínimo impacto posible en el sector serrano es algo en lo que todos estamos de acuerdo, tiene una lógica bien fundamentada, pero hoy se está buscando un latiguillo para lamentablemente desacreditar una actividad, y con una falta de objetividad y seriedad de parte de la información que algunas personas vierten", apuntó el responsable de la cámara sectorial.

Creen que funcionarios

"están mal asesorados"

Tras mencionar esa desinformación, planteó que "cuando uno lee declaraciones nota que esos funcionarios hablan por información que acercan sus asesores, creo que le hacen muy poco favor a los que deben luego informar. Tanto el Gobernador como el Intendente tratan de hacer las cosas lo mejor posible y supongo que el asesoramiento que le acercan no es del todo fidedigno".

Como ejemplo, mencionó la generación de incendios forestales por la actividad en las mineras: "No tiene manera de generarlos y como cualquier actividad cuentan con una ley específica de medioambiente, de protección, que desde 1997 regula y contempla cualquier proyecto sin excepción. Por eso, la información que le han acercado a los funcionarios no es la correcta. Por eso cuando se transmite eso, se genera falsa expectativa en la población".

"Derechos adquiridos

después de 140 años"

En tren de sostener la actividad en el partido, Guerra reiteró que "hay derechos adquiridos después de 140 años de actividad y nadie puede tronchar raíces que son muy fuertes en cualquier comunidad, sea Tandil u Olavarría".

Por ello, consideró que "si bien puede haber una decisión y corre por cuenta de quien la toma, no se puede dejar de reconocer que existen derechos adquiridos dentro del marco de la ley. Por eso me parece que si vivimos en un estado de derecho lo que se debe hacer es tratar de acercarse y buscar soluciones".

En ese marco, recordó la posición de Débora Giorgi cuando ocupó la Secretaría de Producción de la Provincia: "Lo único que hizo fue acercarnos una posición que ella había propuesto o hablado con el Gobernador, que iban a erradicar o expropiar canteras generando una incertidumbre. Hoy se habla de una ley que debe ser consensuada y cuando hablo de derechos adquiridos digo que deben ser respetados, porque hoy vinieron por nosotros y mañana vendrán por otros".

"Las canteras siempre

han sido muy cautas"

Sobre la posibilidad de que las empresas accionen judicialmente si se sienten afectadas, evaluó que no es la única opción que tendrían las canteras. "Siempre han sido muy cautas y han tratado de preservar cualquier conflicto. Las mineras lo único que han hecho es defender sus derechos y tratar de defender su actividad, conservando los puestos de trabajo. Se desarrolla con todos los problemas y también errores, que se cometen como en otras, pero preservando las fuentes de trabajo en épocas de crisis como las actuales. Entonces hay una responsabilidad social empresaria que debe ser reconocida".

Por último, el responsable de la Cámara de la Piedra admitió que mantienen contactos con el Ministerio de la Producción. "Están muy interesados en este tema, estamos en contacto, y creemos que todo esto entrará en buen cauce cuando sabemos que no todas las partes quedarán conformes. Se van a hacer de la mejor manera posible y pretendemos mantener ese diálogo entonces", cerró Guerra.*

Comentá la nota