HABLÓ LA HIJA DEL EX INTENDENTE TESTANI: "A MI PAPÁ LA HISTORIA LO JUZGARÁ"

María Lidia, hija del ex intendente de Coronel Dorrego Pedro Juan Testani, aseguró que en algún momento, la participación política de su padre fue disfrutada por la familia por la importancia de manejar los destinos de una comunidad, pero aclaró que "luego se la terminó sufriendo".
"(Lo vivido) fue dual. Para el grupo más cercano es fuerte el impacto porque muchas veces recibe cosas que creo no merece. Se habló mucho post mortem de mi papá y eso es muy complicado porque no se pudo defender", aseguró la Licenciada en Ciencias Biológicas por LA DORREGO.

"Mi papá fue extrapartidario y cuando dijo que quería ser intendente, todos nos sorprendimos porque venía de un problema cardíaco y el equipo de Favaloro le había dicho que llevara una vida tranquila", recordó María Lidia.

"Todos sabemos que muchas veces la política se alimenta de traiciones y para la familia fue complicado, porque nosostros somos políticos, y cuando se habla de injurias, duele. Creo que mi papá puso lo mejor de sí y entiendo que lo va a juzgar la historia", explicó la hija del ex jefe comunal.

La profesional dijo que le llama "poderosamente la atención que internamente siempre se quiere tapar la figura (del ex intendente)" y explicó que no hablaba "de poner el nombre a una calle pero sí de una valorización histórica".

La Licenciada rememoró que "con los pro y los contra, (Testani) fue el único intendente justicialista, con una gestión muy complicada, con una cultura muy opositora y, a casi ocho años de su fallecimiento, aún no hay un reconocimiento en Dorrego".

"Mi papá no era un partidario pero el PJ lo eligió porque no tenía otra persona en ese momento que pudiera llevar tantos votos", mencionó.

TAMBIÉN SE REFIRIÓ DE LA POLÉMICA POR LOS LEONES DE LA PLAZA CENTRAL

María Lidia Testani afirmó que "nunca" se quiso involucrar mucho en el tema de los leones" y sostuvo que "en el momento de la puesta y pese a la polémica, el Concejo Deliberante no hizo ninguna acotación al respecto".

"Los leones eran una figura de guardia, mi papá los compró con dinero propio. Fue después de su segunda elección y eran como un tributo a Dorrego. (Cuando se reavivó la polémica) en la página de LA DORREGO, vi cosas muy pesadas y nunca puse nada porque me pareció que era involucrarme. Los leones tenían un simbolismo y no eran los animales en sí lo que se quería manifestar", dijo.

Lamentó "todo el ruido" generado y entendió que "el Poder Ejecutivo tiene la plena potestad de hacer un ordenamiento de la Plaza" pero explicó que es "importante decir dónde van las cosas porque pese a que no hubiera una ordenanza, (esas esculturas) estuvieron muchos años en ese lugar"

"Pero si los leones no están y el lugar sirve para que sea un lugar de juego está bien", añadió. (24.11.09)

Comentá la nota