En off / De qué hablan los políticos cuando nadie los esucha

De Narváez, de la mano de su imitador

La ley electoral reformada estimula, con algunas de sus restricciones, la imaginación política. Muchos candidatos, por ejemplo, buscan eludir la veda que rige para las campañas hasta treinta días antes de la elección.

Francisco de Narváez parece haber encontrado una: consiguió que su sosías en el show televisivo "Gran Cuñado", Roberto Peña, el actor, no ha de causarle demasiadas contradicciones intervenir a favor o en contra de algún dirigente argentino: es uruguayo. El público deberá acostumbrarse a verlo en lugares inesperados, divulgando como propias las consignas del candidato verdadero: "Votame-votate", "alica-alicate" o, para cuando la Justicia eventualmente trate la aptitud electoral de De Narváez, nacido en Colombia, para la Presidencia, "habilitame-habilitate".

Duhalde, imán para muchos disidentes

En su afán por ganar la interna peronista contra Néstor Kirchner, Eduardo Duhalde se ha convertido en un imán para disidentes. A tal punto que figuras que antes lo detestaban han comenzado a apoyarlo. Muchos menemistas, por ejemplo. El último caso de reanimación se verificó el viernes pasado en Mar del Plata. En la Facultad de Derecho de esa ciudad reapareció la polémica ex funcionaria Claudia Bello, organizando un acto académico duhaldista con el gremialista de los trabajadores rurales Jerónimo "Momo" Venegas. Al parecer la Bello, alejada de la política desde las postrimerías del menemismo, decidió relanzarse desde "La Feliz", donde ahora vive. Milita en el Puerto, lo más parecido a La Boca, donde hizo casi toda su carrera política, que hay en la ciudad balnearia.

Alberto Fernández pasa el verano en el Soho

Alberto Fernández sigue con su construcción en silencio de un espacio político técnico alternativo al kirchnerismo, que se pueda insertar en 2011 en alguna campaña presidencial. La crisis del Banco Central encontró al ex jefe de gabinete de Néstor y de Cristina Kirchner con un perfil bajo, pero activo. Tuvo reuniones con su nuevo socio, el ex recaudador fiscal estrella Santiago Montoya, y con varios gobernadores que todavía se declaran oficialistas. Pero el fin de semana, antes de la renuncia de Martín Redrado, encontró un buen motivo para alejarse del verano caliente de Buenos Aires: un viaje con su hijo a Estados Unidos. El sábado se enteró por teléfono de los entretelones del escándalo de Redrado mientras paseaba por el Soho neoyorquino. Y desde hoy estará en Washington para aceitar viejos contactos norteamericanos, entre paseo y paseo por la gran capital.

Scioli y Balestrini, enfrentados por Pinamar

Las accidentadas elecciones en Pinamar ya se convirtieron en un dolor de cabeza para el gobierno bonaerense, pese a que faltan dos meses para los comicios. Es que la elección del candidato del PJ provocó una insólita pelea entre el gobernador, Daniel Scioli, y su vice y jefe del PJ bonaerense, Alberto Balestrini. Hace 15 días, Scioli había viajado a Pinamar para respaldar a Blas Altieri, ex menemista, líder de un partido vecinal. Todo para invalidar a Roberto Porretti, el intendente destituido, actual presidente del peronismo local, que volverá a competir para regresar al poder. La noticia enervó al PJ tradicional. "Scioli no puede mandar en el partido", se enojaron varios. Incluso, algunos le oyeron decir a Balestrini que "un tipo que no es justicialista no puede ser candidato", en referencia a Altieri. La semana pasada parece que el enojo se tradujo en hechos. Mientras Scioli esquiaba en Los Alpes, el PJ anotó la nómina de alianzas, pero sin incluir al partido vecinal que encabeza Altieri. Mientras Porretti festejaba, sus detractores le recordaban que todavía la Justicia no aprobó su postulación: parece difícil que el mismo hombre que fue destituido se presente para completar su propio mandato inconcluso.

Rebeldes bonaerenses amplían sus fronteras

El binomio Pablo Bruera-Sergio Massa dejó la costa y ahora extiende su campaña al resto de la provincia. Resulta que los militantes a cargo de las sugerentes pintadas que hablan de una fórmula entre el intendente de La Plata, Pablo Bruera, y el de Tigre, Sergio Massa, se empezaron a ramificar. Ahora, los nombres de los peronistas rebeldes que piensan en la gobernación bonaerense llegaron a barrios porteños, como Caballito y Flores, y se repiten a lo largo de la General Paz. ¿Qué dirá Néstor Kirchner, que los acusa de haber fogoneado una rebelión entre los legisladores del oficialismo bonaerense?

Macristas a dos aguas se muestran en Mar de Ajó

Provocó sorpresa la presencia del diputado del PJ disidente Francisco de Narváez en la fiesta que organizó el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara), en el hotel El Galeón, de Mar de Ajó. El dato sería irrelevante políticamente si no fuera porque lo invitó el jefe del gremio y legislador macrista Daniel Amoroso, que estuvo acompañado por su inseparable compañero y titular del bloque porteño de Pro, Cristian Ritondo. La atención de los dos peronistas que apoyan al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, en la Capital, generaron los comentarios entre los aliados del jefe municipal, sobre todo por "el trato más que frío" que se dispensan hoy Macri y De Narváez. Mientras éste disfrutó con las canciones de Sergio Denis y de Los Náufragos, en el macrismo sospechan de un preventivo "doble juego".

Comentá la nota