De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

Scioli da la pelea desde el ring del Luna Park

Daniel Scioli se tomó en serio eso de la "pelea electoral". En realidad, para buscar votos, no hay método ni hora despreciable: por eso, el gobernador y candidato testimonial estuvo el sábado a la noche en el Luna Park para alentar al boxeador Héctor Ramírez ("Tyson"), en su defensa de la corona mundial de los cruceros. Sin perderse un solo flash, Scioli se sentó en el mítico ring side del Luna, rodeado de un grupo de intendentes que lo acompañan en la campaña por sostener el poder kirchnerista en Buenos Aires: los intendentes Hugo Curto (Tres de Febrero), Fernando Espinoza (La Matanza) y Juan José Mussi (Berazategui). Pegado a Scioli estuvo también el candidato porteño Carlos Heller, a quien no se le conocía especial pasión por el box. Para jugar de local, Curto llevó con él a la formoseña Marcela Acuña ("Tigresa"), campeona mundial supergallo y candidata a concejal por Tres de Febrero.

EFECTO "GRAN CUÑADO". Elisa Carrió decidió jugar en la liga del humor. ¿Cómo es eso? Se sumó a los políticos que festejan en público la imitación que le hacen en el popular "Gran Cuñado". En su reciente gira por el Norte, usó varias veces alegorías al sketch de Marcelo Tinelli. "Como dice mi personaje en «Gran Cuñado», tenemos a los mejores punteros: los santos", dijo. Y en otro tramo se refirió al malhumor que le causa a la presidenta Cristina Kirchner la forma en que la parodian: "Si un dirigente político no resiste un programa de humor, no es un dirigente". El jefe de Gabinete, Sergio Massa, había inaugurado la tendencia de "Gran Cuñado", cuando en una conferencia de prensa se presentó con el nombre de su imitador. Ya tiene pensado ir al programa de Tinelli, si lo invitan. Francisco de Narváez, asesorado por su laboratorio electoral, aceptó posar en televisión con el cómico que hace de él. Luis D´Elía también celebró estar en el programa de moda. En la lista de los "anti-cuñado" militan la Presidenta, el ministro Aníbal Fernández y el vicepresidente Julio Cobos. Néstor Kirchner se irrita con el éxito del programa, pero -cuentan en su entorno- siente que salió beneficiado con su personaje.

ALBERTO, EL ECOLOGISTA . Ya probó con el impulso del cine, con las obras faraónicas, con las ciudades digitales... Y ahora, el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá (foto) quiere ser pionero en la ecología. Como suele hacer, no reparará en gastos: la provincia negocia por estos días la visita del ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, estelar militante por la defensa del medio ambiente. Rodríguez Saá quiere que su foto con Gore se conozca antes de las elecciones, para mostrar al país un "certificado de calidad ambiental" y potenciar la imagen de que San Luis es casi otro país. En ese acto, Rodríguez Saá quiere anunciar que la Fundación The Climate Project.org, que preside Gore, trabajará junto con San Luis para mejorar el ambiente puntano.

USURPACION . Mucho se ha hablado del "doble comando" y de la influencia de Néstor Kirchner en el gobierno de su esposa Cristina Fernández. Pero pocos llegaron tan lejos como el diputado Fernando Iglesias, de la Coalición Cívica. Antes del fin de semana último, se presentó en la justicia penal para denunciar a Kirchner por el delito de "usurpación de la Presidencia de la República". En su presentación, denunció la "escandalosa asignación de fondos públicos que favorece a gobernadores e intendentes amigos" y el uso de aviones y helicópteros de Presidencia para su campaña.

SIN LUGAR . Si alguien pensaba que la pelea electoral bonaerense mantendría las formas de la política, se equivocó. El viernes, el titular de ARI Buenos Aires, Horacio Piemonte, fue a dar una charla al club Alberdi, de Tigre, y se encontró con las puertas cerradas. Una llamada al club de referentes de Malena Galmarini de Massa, secretaria de Acción Social del municipio, surtió efecto.

Comentá la nota