De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

La imitación que irrita a Cobos

Sus voceros se habían encargado de decir que no lo había visto, porque se acuesta temprano. Pero no tardó en filtrarse el gran malhumor que le causó a Julio Cobos cómo lo imitan en "Gran Cuñado", la exitosa sátira que se emite en el programa de Marcelo Tinelli. El falso Cobos es un ser dubitativo, tímido y temeroso. En la intimidad, el vicepresidente -para quien la imagen pública es clave- dijo que se sentía mucho más desfavorecido que otras figuras políticas, como Néstor Kirchner o Elisa Carrió, por la forma en que lo muestran en el programa. A tanto llegó su malestar que ayer se animó a deslizar su descontento en una entrevista: "Está bien imitada la voz, lo demás... qué se yo. Creo que el personaje se circunscribe al momento de la 125", dijo a la publicación Noticias del Congreso .

Testimoniales. Conocido por sus frases ácidas, muchas veces políticamente incorrectas, el ruralista Hugo Biolcati despertó carcajadas entre algunos asistentes a la exposición Mercoláctea, en San Francisco, Córdoba. Hablaba con tono de campaña en contra de las candidaturas testimoniales de Kirchner y Scioli y se la agarró también con la tercera en la lista bonaerense del oficialismo. "Sus postulaciones son una trampa, igual que el caso de Eva Perón, que no puede asumir porque está muerta. Cuando la quieran hacer asumir se van a dar cuenta de que es Nacha Guevara disfrazada." Entre los que lo escuchaban estaban Juan Schiaretti y Carlos Reutemann, que -peronistas al fin- miraron al suelo sin hacer una mueca.

Piqueteros, abstenerse Una de las últimas organizaciones sociales que tenían buena relación con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, está a punto de irse del kirchnerismo. Se trata del Movimiento de Unidad Popular, uno de los grupos que fundaron La Cámpora y crecieron al calor de las bondades de la Casa Rosada. Hoy, sus líderes están en llamas. Enojados porque no les dieron lugares en las listas, se retiraron de la campaña, amenazaron con romper y pidieron una reunión urgente con Kirchner. "Queremos discutir de verdad qué rol nos van a dar", se exasperó el jefe del grupo, Federico Martelli. Hasta ayer no había tenido respuestas. Ni siquiera disfrutó de la "contención" que le dieron en la SIDE a otro (¿ex?) descontento, Luis D´Elía.

Comentá la nota