De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

De qué hablan los políticos cuando nadie los escucha

¿Prat-Gay, ministro de Macri?

Aunque hoy sea el principal rival de Gabriela Michetti en la Capital, Alfonso Prat-Gay mantiene una excelente relación con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y en especial con su jefe de gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, con quien lo une una vieja y estrecha amistad. Por eso, en Pro no dejan de ver como una ironía que el joven economista compita en estas elecciones legislativas en las filas de Elisa Carrió. Pero en el macrismo se consuelan pensando que la unión de Prat- Gay con la Coalición Cívica no prosperará demasiado después del 28 de junio, aunque el primer candidato a diputado por ese partido esté dispuesto a asumir su banca. Días atrás, en un almuerzo con colaboradores, Macri se deshizo en elogios hacia la capacidad de Prat-Gay como economista -por el contrario, considera que no es tan buen candidato político- y llegó a admitir que, en caso de acceder a la Presidencia de la Nación en 2011, seguramente el actual rival se convertiría en su ministro de Economía. Una confesión que probablemente no le gustaría escuchar al ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, que, en medio de la crisis, se esfuerza por hacer malabares con los cada vez más insuficientes recursos de la ciudad.

RESIGNACION . "El problema de las encuestas que nos dan mal en la provincia de Buenos Aires no es que vayan a influir en la decisión de los votantes, sino que desmotivan a los militantes. Por eso, no podemos admitir los sondeos que nos dan cayendo y los descalificamos, pero la verdad es que no difieran de los números que consideramos confiables". La esclarecedora frase pertenece a un encumbrado dirigente de la UCR y fue lanzada ante un grupo de periodistas, encuestadores y políticos a la salida de la cena de Conciencia el lunes pasado, tras reconocer que en las últimas semanas la lista encabezada por Margarita Stolbizer había registrado un retroceso respecto de los índices de adhesión que lograba en las primeras semanas posteriores a la muerte de Raúl Alfonsín.

EXCUSAS DESDE EL NORTE . Sea por dificultades de agenda o por órdenes de la superiores, lo cierto es que la embajada argentina en los Estados Unidos no pudo atender siquiera para un café a la comitiva de la Unión Industrial Argentina (UIA) que la semana pasada visitó Washington. Si bien se había previsto que el embajador Héctor Timerman ofrecería una comida, ese encuentro se suspendió a último momento sin demasiadas explicaciones. Los empresarios no se resignaron a no saludar a Timerman y lo invitaron a comer. Pero el representante de Cristina Kirchner en la capital norteamericana se disculpó con un pretexto inobjetable: debía atender a su suegra, que estaba de visita. Después de todo, ella, Lily Sielecki, también es empresaria: es la dueña de Laboratorios Phoenix

Comentá la nota