Hablan de interna gremial, tras un atentado en la sede del SUPA

En la madrugada del sábado, autores desconocidos atacaron el edificio de Rondeau y Juan B. Justo con una bomba molotov. Desde el sindicato aseguran que hay "presiones externas en internas sindicales". Es porque se ordenaron controles en la actividad.

La sede del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) ubicada en Rondeau y Juan B. Justo fue atacada en la madrugada del sábado con una bomba molotov. Desde el gremio denunciaron que esto se debe a "presiones externas en internas sindicales" tras lo que fue un nuevo desembarco en el Consorcio Portuario.

El atentado se registró entre las 02 y las 03 del sábado y fue perpetrado por autores anónimos. Según indicó el secretario general del SUPA, Juan Ferreira, "incendiaron la puerta de ingreso con intenciones de entrar, pero cuando se disparó la alarma, escaparon". En la investigación trabaja la Comisaría Tercera.

En declaraciones a Radio Brisas, el gremialista aseguró que el sindicato "nunca estuvo politizado" y si bien manifestó que "no podemos prejuzgar", sostuvo que esto sucede "después de nuestro desembarco en el Consorcio Portuario y nuestro pedido de hacer un seguimiento de las empresas de servicio".

Ferreira garantizó que este hecho se sucede luego de que desde el SUPA se enviara a inspectores de trabajo y de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo para efectivizar un control, oportunidad en la que "se notaron anomalías muy graves". Por eso acusó de que se trata de una "presión externa" para que no se continúe en este camino.

Según detalló el secretario general del sindicato, "hay empresas de servicio que están participando económicamente en una interna en la que nosotros estamos peleando" y explicó que se orienta esta situación por ese camino "porque no encontramos otra cuestión que pueda justificar semejante acto de cobardía".

Comentá la nota