"No he hablado con Felipe en los últimos seis meses".

El subsecretario de Trabajo de la provincia, Gastón Guarracino, durante una entrevista periodística, habló sobre su relación con Felipe Solá y con el presidente del Partido Justicialista local, Gerónimo Venegas.
Destacó que se siente claramente identificado con la manera de trabajar del gobernador Daniel Scioli y volvió a pedir internas partidarias para la definición de las candidaturas.

Guarracino también señaló que "hay que poner un paraguas en el peronismo local para aglutinar a todos los sectores justicialistas y así obtener un buen resultado en las próximas elecciones. "Necochea lo necesita".

El Diputado Nacional Felipe Solá ha expresado recientemente que cuenta con Ud. en el armado seccional para la próxima elección legislativa y que le interesa mantener la relación con Ud. ¿Qué opinión le merecen esos conceptos?

Todos saben que formé parte del gobierno del ingeniero Solá. Nunca perdí la amistad ni el afecto personal por él. Fue un muy buen gobernador de la Provincia. Sin embargo, no he hablado con Felipe en los últimos seis meses. Él ha expresado, según me han informado, que le interesa mantener su relación conmigo y eso es recíproco.

Lo que nos ha pedido el gobernador Scioli es justamente gestionar por nuestra provincia y en eso estoy.

No es hora de hablar de posisionamientos ni candidaturas, sino de buscar respuestas y soluciones para nuestro pueblo.

¿Cómo es su relación con el gobernador Daniel Scioli?. Además del kirchnerismo y el denominado peronismo disidente, ¿puede haber una tercera opción electoral que encabece el "sciolismo" en la Provincia de Buenos Aires?

Mi relación con el gobernador es excelente. Veo en él, la esencia de lo que debe ser la nueva dirigencia. Un gobernador diligente y con presencia personal en todos los distritos. Honesto y caminador. Me

siento a gusto trabajando junto a él y junto a un Ministro impecable como el Dr. Oscar Cuartango. Scioli antepone la gobernabilidad de la provincia a cualquier idea o posisionamiento político que pueda poner

en riesgo esa necesidad de dar respuestas y soluciones a la gente.

Ahora bien, es muy temprano para poder definir si puede o no existir un armado propio del sciolismo. Lo que si le puedo asegurar, y lo digo verdaderamente convencido, es que el gobernador no va a permitir que le impongan a dedo los nombres para la lista de diputados nacionales por la provincia y de la misma manera la digitación en las listas seccionales. El prestigio es de Scioli. El ganó la elección en el distrito. Una buena forma de definir candidaturas es mediante la interna partidaria. Personalmente adscribo a esa idea.

Como se ve, hay muchos movimientos políticos a pesar de que falta mucho para las elecciones legislativas de octubre. ¿Considera que estos posicionamientos son prematuros por parte de la dirigencia local y provincial? Y si es así, ¿por qué?

Y sí. Fíjese que incluso se está hablando de quienes pueden ser los próximos candidatos residenciables.

Hay una actividad que no se condice con los tiempos normales para hacer campaña electoral. Sin dudas, cierto descrédito de los partidos políticos y de la dirigencia en general, hace que sea mucho más dificultoso instalarse, en una sociedad descreída de la actividad política.Es evidente, en algunos aspectos, cierta fragilidad institucional.

Ejemplos como el de Guillermo Moreno salteando a intendentes y gobernadores para entregar forraje a algunos productores, se da de bruces con la madurez que el pueblo está exigiendo a quienes

gobiernan. Este tipo de conductas son advertidas por la dirigencia como nichos de debilidad, y ante ello, ven la oportunidad para avanzar denunciando públicamente esos atropellos.

A nivel local, el partido Radical está manteniendo una serie de reuniones para plasmar una suerte de acuerdo preelectoral que le permita mantener una buena performance en las próximas elecciones, y así bregar por no perder bancas en el Concejo Deliberante. ¿Qué pasa hoy en el peronismo de Necochea?

Poner un paraguas dentro del peronismo local, también es un desvelo de quienes somos dirigentes, pero sobre todo de las bases. De esta manera se trata de aglutinar a todos los sectores justicialistas y afines a nuestro movimiento, no solo para desempeñar un buen papel electoral en octubre, sino también para prepararnos para lo que va a ser seguramente nuestra gestión en el año 2.011.

Necesitamos, y el pueblo del distrito de Necochea lo sabe, obtener un excelente resultado en las urnas, para trabajar responsablemente en una larga transición hasta la próxima elección ejecutiva, y obviamente, luego de ella, tener mayoría propia para tomar las decisiones de fondo que está esperando nuestra gente.

Necochea es inviable, tal cual la concibe y gobierna el Dr. Molina, por quien tengo mucho respeto, pero su gestión es, lamentablemente, ineficaz y no resuelve los problemas de los diversos sectores que están ávidos de tener gobernantes atentos, creativos y firmes a la hora de tomar decisiones.

Por eso, es con esa responsabilidad que debemos ver el futuro; por un lado, ayudar a nuestro Intendente en todas las urgencias que vaya planteando la gestión, y por otro lado, hacer un esfuerzo por conservar la unidad de nuestro Movimiento. Personalmente estoy dedicando mucho tiempo en dialogar con diversos dirigentes y sectores peronistas y no peronistas del distrito.

En los últimos días trascendieron rumores de distanciamiento entre el presidente del Partido Justicialista local, Gerónimo Venegas y Ud. ¿Cómo está la relación?

Con Gerónimo hemos recorrido un camino político juntos. Veo en el a un gran dirigente que ha hecho en su gremio, lo que muchos esperamos haga un político en gestión de gobierno. De una entidad sindical vaciada; un simple sello de goma que era la UATRE al momento de asumir, al gremio mas importante del país transcurrieron quince años de trabajo y lucha. Yo respeto el trabajo y la lucha.

Nuestro Intendente, intenta dividir permanentemente a la sociedad, imputando de todos los males que la aquejan a la figura de Venegas, cuando es Molina quien gobierna nuestros destinos desde hace más de seis años.

Esa cínica diatriba que pretende instalar, ya no penetra en un pueblo que, desde hace tiempo viene observando con preocupación, gestos de intolerancia, soberbia y falta de transparencia en la gestión. Quien gobierna es Molina, no Venegas.

Después del gobierno de Molina, especialmente, Necochea necesitará de todos. La situación del municipio en este año, y seguramente del próximo será casi desesperante. Junto a muchísimos vecinos de diversa ideología, debemos emprender una cruzada, y esa es hacer entender, humildemente, que Necochea no necesita más divisiones, sino encuentros… encuentros profundos. Peleas intestinas entre justicialistas augurarían un destino incierto para nuestro pueblo.Todos los esfuerzos apuntaran a la unidad.

Comentá la nota