El STJ no habla de la solicitada

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Víctor Menéndez, pidió tiempo hasta hoy para dar su opinión al respecto. El órgano que nuclea a los jueces y funcionarios del Poder Judicial lanzó un duro cuestionamiento.
“Estoy en una reunión familiar, ¿por qué no me llaman mañana a la mañana?” El titular del máximo órgano judicial de la provincia pidió tiempo para referirse a la solicitada que el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial publicaron en la edición dominical de LA ARENA. Víctor Menéndez, de él se trata, había dicho antes que no había leído el texto, pero dejó la puerta abierta para una consulta en otro momento.

La ministra Rosa Elvira Vázquez también se excusó de responder ante la requisitoria de este diario. “Voy a tratar de ser prudente, lo tenemos que hablar los ministros previo a decir absolutamente nada”, manifestó. La jueza aseguró que no tenía intención alguna de formular una apreciación personal sobre el asunto, debido a que ese tipo de opiniones siempre se termina publicitando mal.

Del mismo modo respondió cuando este cronista le preguntó si le parecía pertinente el pedido del diputado provincial del Frepam, Martín Berhongaray, para que los resultados de las auditorías ordenadas por el STJ en los distintos tribunales del Poder Judicial fuesen giradas al Poder Legislativo para el análisis de los legisladores. “Es otra de las cosas que vamos a tener que conversar y analizarlo en conjunto”, insistió.

Los otros dos miembros del Superior Tribunal, los ministros Julio Pelizzari y Eduardo Fernández Mendía, fueron inhallables ayer para este diario. En ambos casos los celulares estuvieron cerrados a los intentos periodísticos.

Interna.

En su edición de ayer, esta hoja albergó una solicitada del Colegio de Magistrados en la cual su comisión directiva, si bien se mostró de acuerdo con la decisión de realizar las auditorías, expresó su disgusto por las “infidencias” deslizadas a la prensa con “informaciones parciales y/o inexactas relacionadas con medidas dispuestas por ese mismo Tribunal (por el STJ).”

Este diario informó que la salida pública de los jueces se enmarcaba dentro de la interna desatada desde hace algún tiempo en el Poder Judicial pampeano. Incluso varias fuentes deslizaron que las auditorías ordenadas por el Superior Tribunal de Justicia no sólo incomodaron a aquellos funcionarios que se sintieron “investigados”, sino que pusieron sobre el tapete historias que incluirían venganzas, desquites y viejas cuentas sin saldar.

La solicitada, firmada por Hugo Oscar Díaz –integrante de la Cámara del Crimen Nº 1–, señala que el sistema de auditorías, “en la medida que sea ejecutado por personal técnico de jerarquía, idóneo y tenga como objetivo real el mejoramiento de la prestación del servicio de justicia, será una herramienta útil para que puedan ser comprobadas las graves deficiencias estructurales que afectan al Poder Judicial”. Incluso recuerda que las fallas “desde hace décadas fueron permanentemente señaladas y comunicadas al STJ por jueces, funcionarios y empleados de todos los fueros”.

Pero en los párrafos siguientes asegura que la “loable decisión” del STJ “resulta empañada en la práctica por el indebido y anónimo adelantamiento a los medios de prensa de informaciones parciales y/o inexactas relacionadas con medidas dispuestas” por el mismo órgano judicial. “Trascendidos informativos que se produjeron a pesar de no haber concluido la tarea de auditoría, o cuando habiendo finalizado aquélla el afectado ignoraba sus conclusiones”.

Enfatiza la solicitada en señalar que “las mencionadas infidencias son catalogadas como faltas graves por la misma Ley Orgánica del Poder Judicial (artículo 8), extremo que por sí solo amerita la correspondiente investigación”. Por último, sostiene que “la gravedad de los hechos referidos” le impone al Colegio que los agrupa hacer pública la situación poniéndola además en conocimiento de los tres poderes de la provincia y también al Colegio de Abogados y Procuradores y a la Federación Argentina de la Magistratura.

Comentá la nota