Habla Roy Nikisch sobre su relación con Angel Rozas

Habla Roy Nikisch sobre su relación con Angel Rozas
“Si algunas cosas se dan no habría inconvenientes en que Rozas y yo volvamos a hablar”, aseguró el ex gobernador y actual senador nacional, Roy Nikisch. En tal sentido, apuntó que “de lo único que no se puede volver es de la muerte; de allí para abajo todo es posible, incluso un acercamiento mío con Rozas”. En diálogo exclusivo con NORTE, vaticinó que “el próximo gobernador, el que asumirá en el 2011, será uno de la Alianza y estará acompañado durante dos años por los diputados que se elijan este año”.
Formuló severos reproches al actual gobierno provincial y subraya que “en varias cuestiones centrales el gobierno de Capitanich se ha bajado de la pelea”. En otro tramo de sus declaraciones, advirtió que “ni ebrios ni dormidos los chaqueños debemos aceptar una reparación histórica por la irrisoria suma de 2.500 millones de pesos”.

--Las próximas elecciones legislativas, donde todos pueden necesitar de todos, ya están a la vista. Para hacer frente a esta nueva instancia electoral, ¿volvería a juntarse con Ángel Rozas?

--De lo único que no se puede volver es de la muerte. De allí para abajo todo es posible, incluso un acercamiento mío con Rozas. Hasta el momento estamos claramente distanciados. Sin embargo, si algunas cosas se dan no habría inconvenientes en que volvamos a hablar. El problema que existe entre ambos es de tipo casi personal, pero hay veces que los tiempos urgen y uno no puede estar esperando resolver cuestiones personales. Hoy por hoy, mi voz es de unidad y de trabajo en conjunto en beneficio del partido y del pueblo chaqueño. Mi otro mensaje es que vamos a hacernos fuertes y competitivos y que vamos a ganar las elecciones legislativas. El próximo gobernador, el que asumirá en 2011, será uno de la Alianza y estará acompañado durante dos años por los diputados que se elijan en este año.

--La certeza del triunfo electoral ¿es solamente suya o es compartida por el resto de los radicales?

--Si reorganizamos nuestro partido, si salimos a trabajar en serio, si tenemos nombres y propuestas adecuados a nuestros tiempos vamos a ganar las elecciones de este año y volveremos a ser gobierno en 2011. Coincidimos casi unánimemente en que así será. No es cierto que el clima dentro del radicalismo esté enrarecido como alguien ha dicho. Lo que hay son declaraciones de algunos dirigentes que no están en sintonía con la tónica que debemos darle hoy al partido. Para que nuestra ruta hacia el triunfo sea clara y contundente necesitamos de una no confrontación entre correligionarios y bajar los decibeles de las declaraciones que se hacen.

--¿Qué alcance tiene su pensamiento sobre “nombres adecuados” y cómo espera evitar la confrontación entre correligionarios?

--Hablo de la renovación de los nombres de las bancas de diputados. Que los nombres que hoy no están y fueron legisladores, en esta instancia, no digo para siempre pero sí en esta instancia, sean también cambiados. En cuanto a la no confrontación comenzaremos con no entrometernos en las internas locales, porque ya demasiados problemas y diferencias tenemos en los pueblos. Al contrario, vamos a contribuir a que haya acercamientos y no distanciamientos en esas localidades.

--¿En qué basa su seguridad de que la Alianza recuperará el poder en 2011? ¿Acaso por entender que el actual gobierno nacional no está haciendo bien las cosas?

--Más allá o más acá de lo que haga el gobierno nacional hasta 2011 la Unión Cívica Radical volverá a ser gobierno en la provincia del Chaco.

--Si por ejemplo usted volviese a ser gobernador de la provincia dentro de dos años, ¿hacia dónde apuntaría, en primer lugar, su gestión?

--Una de las banderas que no voy a arriar es la de que la Nación se tiene que hacer cargo del cien por ciento del déficit previsional, como fue firmado en diciembre de 1999 y ratificado en otro convenio. No podemos hacernos los distraídos en este tema porque es una bomba de tiempo para los gobiernos del futuro y para los bolsillos de los futuros jubilados del Insssep. Si no lo resolvemos en el presente los jubilados del futuro ya no podrán cobrar sus sueldos. Lamentablemente creo que en este tema tan particular y tan sensible el gobierno de Capitanich se ha bajado de la pelea.

--¿En qué sentido este gobierno se ha bajado de la pelea por la cuestión provisional del Insssep?

--La actual gestión provincial recibió el año pasado 137 millones de pesos de la deuda que tenía el gobierno nacional hasta diciembre de 2006 y firmó un convenio por 100 millones de pesos para 2007 y otros 100 millones para 2008. No estuve ni estoy de acuerdo con eso porque el déficit previsional era y es mucho más alto. El año pasado se tiene que haber recibido 334 millones de pesos y se firmó por solamente 140 millones de pesos para este año. Pero el déficit seguramente va a rondar los 300 millones de pesos. En conclusión, si la Nación no pone el cien por ciento los chaqueños vamos a tener que subvencionar a través de la Caja provincial. Lo cual sería una injusticia porque desde 1992 los chaqueños aportamos plata al Estado nacional para el régimen previsional nacional.

--Si del Estado nacional y su relación con el Estado provincial se trata, ¿qué reflexión le merece la reparación histórica que ha logrado el gobierno del Chaco?

--Ni ebrios ni dormidos los chaqueños debemos aceptar una reparación histórica por la irrisoria suma de 2.500 millones de pesos. Si la presidenta anunció 110 mil millones de pesos en obras públicas, dividido 24 provincias, correspondería que nos den casi 4.500 millones de pesos solamente por las obras anunciadas por la presidenta, sin necesidad de hablar de “reparación histórica”. Pero el gobierno de Capitanich graciosamente acepta una reparación por un monto que parece una broma y encima tenemos que escucharlos diciendo “el gobierno nacional ya reparó históricamente al Chaco”. Yo no bajaría ni esa, ni otras banderas que ha bajado el actual gobernador.

--¿Qué otra bandera cree que ha bajado este gobierno provincial?

--Un tema central es el acueducto del norte del centro oeste chaqueño. No se puede dejar de hablar de ese acueducto. Se vuelve a hablar de repotenciación cuando en la Casa Rosada el entonces presidente Kirchner le ordenó al secretario de Obras Públicas José López hacer el acueducto nuevo. Más aún, el propio Kirchner vino al Chaco en marzo de 2007 a anunciar desde Margarita Belén la licitación de la primera etapa de ese acueducto, por 431 millones de pesos. Entonces si ya hay una orden presidencial, más el compromiso de Kirchner en noviembre de 2004 en Presidencia Roque Sáenz Peña ¿por qué este gobierno provincial decidió bajar la pelea por el nuevo acueducto, cuando hay pueblos ubicados en la línea de ese acueducto que tienen agua apenas seis horas por día?

--¿Qué quiere que haga, entonces, el gobernador Capitanich, en relación a ese acueducto?

--Lo que debe hacer es muy sencillo: pedirle al gobierno nacional que cumpla con lo que Néstor Kirchner prometió públicamente a los chaqueños, en dos oportunidades. Dos veces vino a prometernos hacer esas obras. Así que en materia de promesas incumplidas por el ex presidente ni el actual gobernador, ni el que venga después deben bajar los brazos.

--Finalmente, ¿qué sucedió con usted el año pasado, que presentó un solo proyecto en el Senado Nacional?

--Me dediqué todo el año trabajar en proyectos en conjunto, no en proyectos individuales. Participé de casi todas las reuniones del Senado. Trabajé en el tema de la Ley de Educación Superior y con otros senadores elaboramos proyectos alternativos relacionados con la retención para el campo. Son proyectos que llevan la firma de todos y cada uno de los que trabajamos en ellos. Participé, además, siempre en forma grupal, de proyectos vinculados al presupuesto y la coparticipación. Parece ser, sin embargo, que es importante que un legislador también presente proyectos individuales. Con ello hace número, figura en la Revista Parlamentaria y no lo escrachan. Así que eso es también lo que voy a hacer a partir de este año.

Comentá la nota