Habitantes del barrio José Hernández afirman que no se sienten "parte de la ciudad"

Vecinos autoconvocados de José Hernández –un amplio sector en el que viven familias numerosas, humildes y carentes de recursos- cuestionaron que, ante los "padecimientos" que viven a diario, pareciera que ese barrio "no formara parte de la ciudad" y exigieron "soluciones urgentes" ante la Secretaría de Desarrollo Social de la Comuna.

En primer lugar, expusieron que una necesidad básica insatisfecha es la de la Salud ya que, pese a que gran cantidad de niños y ancianos necesitan atenciones ambulatorias, no hay en el sector siquiera una sala de primeros auxilios; a lo que se suma que, como consecuencia de la falta de asfalto en las calles, es dificultoso el ingreso de ambulancias y demás medios de transporte.

Del mismo modo, en una nota enviada a la redacción de 0223.com.ar, reclamaron por la instalación de un comedor al que puedan asistir aquellos chicos que, debido a que sus padres tienen que trabajar durante gran parte del día, quedan solos y sin ningún tipo de contención.

Otra de las carencias radica en la falta de agua corriente apta para el consumo, situación que se empeora cuando el agua que llega a las viviendas proviene de un tanque que abastece al barrio y que "no se limpia regularmente", además de no controlarse la "calidad y pureza" del recurso.

La falta de gas natural es otro de los puntos en los que repararon los vecinos autoconvocados. "La falta de este servicio se agrava al llegar el invierno ya que se debe comprar garrafas que escasean y aumentan su valor", detallaron, y ampliaron: "Muchos hogares deben calefaccionarse con braseros o recurrir a calentadores de kerosene, con el riesgo que ello conlleva".

A su vez, los vecinos también reclamaron por la iluminación de las calles y la seguridad de hombres y mujeres que acuden o a regresan de sus trabajos, y que "son blancos constantes de la delincuencia". Inclusive, manifestaron, varias personas fueron víctimas de violaciones "que no se denuncian por pudor y por ser traumático el procedimiento al que se los somete luego de efectuada la denuncia".

"A todo esto –añadieron en otro párrafo- se suma la incertidumbre de no saber cuándo se va a ser titular registral de la propiedad de la vivienda que habitamos y que se ha construido con mucho esfuerzo", ya que el Municipio no cumple con la subdivisión de las parcelas ni la escrituración de inmuebles.

Finalmente, los autoconvocados advirtieron sobre la existencia de zanjas con aguas estancadas que "no son debidamente mantenidas por el Municipio" y los altos pastizales que se convierten en vertederos de basurales y permiten la proliferación de roedores y del mosquito que produce el Dengue.

Por ello, invitaron a las autoridades municipales a ser tenidos en cuenta como "habitantes de este Municipio" y a no ser únicamente considerados con "algún tipo de asistencia mínima cuando llegan las elecciones".

Comentá la nota